• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Hagane no Renkinjutsushi (Alquimista de Acero o Full Metal Alchemist)

Producida por: Bones (Soul Eater, Darker than Black)  —-  
Emitida en: 2004  —-  
Demográfico: Shonnen  —-  
Género: Nekketsu  —-  
Calificación del Oji-san: 8.17  –☆☆☆☆☆ de 5–
Episodios: 51 –
Temporadas: Contínua –
Ovas & Extras: N/A –
Películas: 1 –
 
  —-  
Para aquellos que se inician en el mundo del animé, se los digo de una vez… No se la pierdan!!!
De una vez se los decimos, esta es la reseña de la primer serie, “La Original”, como la llaman muchos, y que fue la que penetró el mercado del animé con tanta fuerza que se convirtió en un clásico para todos los gustos.  No es regalo que la calificación que le dio el Oji-san supera los ocho puntos, algo muy raro, en un sistema de calificación tan estricto como el que usa este blog (cualquier cosa por encima de 7 es excelente, y de 8 es excepcional).

FMA 4Corría el año 2003 cuando Bones recibió el encargo de convertir en animé un manga de Square Enix, que empezó a venderse en 2001 y creado por Hiromu Arakawa, una chica granjera de Hokkaido.
Para un estudio con tanta experiencia no habría problema…  pero al revisar el arco largo de la historia, los productores y la televisora que había solicitado la emisión (el canal de cable Animax/TBS) cayeron en cuenta de que la historia era un poco compleja y oscura, por consiguiente Bones sería la encargada de crear una Versión light de este manga.  El resultado fue este clasico del animé.  Hoy en día, y a la luz de “Shintetsu”, nos damos cuenta de que la historia original era inclusive mejor que esta, pero en aquellos años los estudios eran más conservadores en cuanto a la producción.
Todo Nekketsu, el arco de la historia se encuentra soportado en la defensa de valores humanos de gran relevancia para la juventud: Amistad, lealtad, trabajo duro, compromiso grupal, etc.  Pero en el caso de FMA el valor a rescatar es uno y único:  el Touka Koukan (Intercambio Equivalente), expresado de la siguiente forma: El hombre no puede obtener nada sin dar algo a cambio. Para crear, algo de igual valor debe perderse. Esa es la primera ley de la Alquimia de Equivalencia de Intercambio”
Esta primer ley de la alquimia nos habla de que el esfuerzo recibe resultado, al igual que la falta recibe castigo.  En un entorno donde los protagonistas pueden, a través de la alquimia, cambiar el mundo que les rodea, es de esencial importancia saber cuál es el precio que has de pagar por cada acción que tomarás. Yo sé que suena un poco complejo, pero el animé es bastante más simple.
FMA cuenta con uno de los argumentos más sólidos de la historia del animé; todos y cada uno de los capitulos son parte importante de la historia; sin historias laterales o rellenos.  Desde el inicio hasta el final, la trama va creciendo, y la historia se va desarrollando sin contratiempos, sin interrupciones estúpidas y sin ocurrencias(¡y sin relleno!).  La historia es una y es sólida. Ciertamente no es la historia original, pero es igualmente buena.
El esfuerzo por hacer de esta serie una de alto impacto se muestra en la ambientación, que nos muestra una realidad alternativa (o paralela) en la que la alquimia ha creado un mundo similar a la de la Europa de principios de siglo veinte, con un indefinible aire a aceite y humo de industrialización (sin llegar al steampunk).  En esta ambientación se nos presenta un conjunto de personajes de una gran riqueza, con gran profundidad humana, sin llegar a convertirse en un drama.  Desde los hermanos Elric hasta el último de los soldados son personas normales, con odios, amores, dolores, culpas y alegrías como cualquier hijo de vecino.
El objetivo de los personajes principales es la búsqueda de la piedra filosofal, que les permitiría evadir las leyes de la alquimia y con ellos borrar un error de infancia que los atormentará toda su vida…  esta búsqueda los llevará a caminar en el filo del bien y el mal (como cualquier humano) hasta llegar a un desenlace, que más que final es un resultado lógico de las acciones de todos los involucrados.  Final que es muestra de la altísima calidad de BONES, puesto que debió crearse solo para este animé.
El dibujo es súmamente acabado, y la animación es de excelente calidad; lo cual realmente enaltece la excelente historia y los interesantísimos personajes.  La banda sonora de contenido es excelente, cargada de música barroca, acorde con la ambientación.  La banda sonora de promoción es un clásico por si misma, presentando tanto a consagradísimos como Porno Graffitti y AKFG, como a novatas como las Yellow Generation; nota aparte para el primer ending, debut de la, en ese momento desconocida y hoy ícono GothLoli, Nana Kitade; “Kesenai Tsumi” (El Pecado Imborrable), de su propia autoría.
Sumari…  FMA es un clásico por derecho propio, una excelente historia, presentada en una excelente producción técnica, con buenos personajes, excelente humor, y banda sonora inolvidable.   Por eso es que esta serie ocupa un lugar caliente en el corazón de los Otakus de todo el mundo.
Nota…  yo sé que hay puristas que la consideran “comercial”, porque es una versión endulcorada de la historia original…  para ellos está el remake de la serie (FMA Shintetsu). Ya en su momento comentaremos esta nueva versión de FMA (probablemente a mediados del 2014).  Nuestra recomendación es mirar esta primero… pero… después de algún tiempo… ¡¡NO TE PIERDAS SHINTETSU!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: