• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Kogepan (Pan Quemado)

Producida por: Pierrot  —-  
Emitida en: ND  —-  
Demográfico: Kodomo  —-  
Género: Kigeki  —-  
Calificación del Oji-san: 2.56  –☆ de 5–  
  —-  
Ok, tengo que admitir que me costó mucho hacer el review de Kogepan, y que muchos de ustedes les parecerá irrelevante, pero hay un tema personal para mi, y es que mi inseparable Sukin-chan me llamaba “Kogepan” como mote cariñoso…  así, tuve que mirar la serie para saber de qué iba el asunto… jejeje.
Ok, empecemos con decir que Kogepan, el personaje, no es originalmente un personaje de animé, sino un personaje comercial producido por San-X (productor de Hello Kitty y Badtz Maru); y que se encontró colgando de los bolsos de muchas chicas antes de llegar a las pantallas.
La serie son solo diez capítulos de 4 minutos, trata de la historia de supervivencia? de un bollito de pan que se quemó y se salió del horno de una panadería, y de sus relaciones con el resto de bollitos de pan… siempre en busca de ser cada día un mejor bollito de pan… Ok, lo admito, es una mariconada, pero me divertí enormidades viéndola…
Durante sus 10 capítulos, Kogepan se hace amigo de muchos otros bollitos de pan, que incluyen a su inseparable amigo: Kuriimupan (pan de crema), con el que viaja por el ancho mundo y se embriaga con leche.
Su dibujo es, en apariencia, súmamente sencillo…  casi sin fondos y de una animación “poco animada”, la narración no es emocionante, pero la historia es tan simple que divierte lo suficiente como para que se te olvide lo absurdo que es un pan quemado enamorado de un pan de fresa.
Hasta donde sé ni Pierrot ni Pony Canyon (productores) hacen malos productos, y Kogepan, con toda y sus limitaciones, es una historia de gran ternura y finísimo humor.  Vale la pena verla.
Así que no le hagan caso a la calificación del Oji-san, y conozcan al bollo de pan más cute de todo Japón.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: