• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

DMC (Detroit Metal City)

Producida por: Studio 4ºC  (Tweene Witches)   —-
Emitida en: 2008   —-
Demográfico: shonen   —-
Género: Kigeki   —-
Calificación del Oji-san: 6.74   –☆☆☆ de 5–
   —-
Ok, imaginense un chico de campo… realmente de “pai´pentro”, llegar a Tokio, con el sueño de convertirse estrella del Pop Sueco (¿¿Qué coño es esa maricada???), y terminar aceptando el trabajo de cantante principal en una oscura banda de metal; donde no solo tiene que tocar musica que detesta, sino vestirse y actuar como un monstruo del Metal.   Pues eso es DMC…
Este es el primer, y único, exito de una casa productora dedicada a trabajar más en OVA´s y videos musicales, que en animé para televisión.  De hecho DMC nunca salió al aire en ninguna televisora; aunque hubo varias interesadas, entre ellas la transgresora por excelencia (AT-X), pero al final terminó saliendo en un solo DVD en 2008.  Pero que conste que eso no obstó para que creara su propia pléyade de seguidores; ciertamente no fue un éxito rotundo comercial, pero fue lo suficientemente buena como para crear su propia versión en Live Action, atrayando incluso a Gene Simmons a la actuación.
La serie es un comedia extraña, pero es una excelente comedia.  La historia de cómo el inocente y buen chico (que es el principal personaje) se convierte, cada día más en Johannes Krauser II, es no solo hilarante, irreverente y divertida, sino que te mantiene con la constante duda de “¿y ahora qué va a pasar?”…  es buena, en serio buena.
Los personajes son bastante extraños…  Soichi Negichi es un chico adorable, educado y excelente persona, romántico y enamorado…  es uno de esos personajes que empalagan por lo dulces que son.  Mientras que su Alter ego es una copia del Arquetípico Gene Simmons y su grupo Kiss…  todo un personaje agresivo, asesino, gritón, violador e impactante.  Claro que el contraste es excelente, y muy bien manejado por el director.  Los personajes secundarios son buenos, y se sostienen, aunque participen muy poco en la serie, debido a que la historia es narrada por el mismo Soichi.  Vale la pena llamar la atención al personaje de La Presidenta, que es la creadora y principal seguidora de DMC; es procaz, avara, sexual y agresora…  indispensable para mover la comedia.  Ahh, bueno, y también hay una linda chica que no está segura de si será enamorada de Soichi, o será violada por Kreuser Sama!!
La ambientación está bien lograda a través de un recurso bastante poco común, y es el hacer la serie en encuadres diversos.  O sea, no está filmada en un rectángulo televisivo normal, muchas escenas son en rectángulos verticales, o en encuadres que no ocupan ni la mitad de la pantalla de la PC.  Este recurso te hace pensar que hay algo malo con el video, pero pronto te acostumbras a que los segundos planos estén cortados, o simplemente no existan.  De igual forma, a pesar de ser una producción reciente, el dibujo es típico del siglo pasado; como si alguien hubiera recuperado el estilo de dibujo y lo trajera a esta locura de serie.
La banda sonora de contenido es obviamente puro metal (y una balada supermelosa), canciones del mismo grupo; ni Daiske Kishio (seiiyu de Soichi) ni Yuji Ueda (seiiyu de Krauser) realmente interpretan las canciones.  Es más, aún después de la versión en Live Motion, el conocimiento popular decía que Amai Koibito y Satsugai (Opening y ending) eran interpretadas por Soichi Negi(chi), así las encuentras en internet, inclusive.  La verdad es que la voz detrás de todas las canciones es del actor/cantante Hideki Kaji.  Sin importar la confunsión, la verdad es que ambas canciones son todo un ícono de la música para animé.
Sumari.  DMC es una de las mejores y más extrañas comedias que te puedas encontrar en el animé…  disfrútela!!!!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: