• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Rurouni Kenshin (Kenshin el Vagabundo)

Producida por: DEEN (Ranma 1/2, Hetalia)  —-  
Emitida en: 1998  —-  
Demográfico: Seinen  —-  
Género: Nekketsu —-  
Calificación del Oji-san: 7,64  —☆☆☆☆ de 5-  
  —-  
También conocida como Samurai X; y mayormente vista en español; Rurouni Kenshin es el animé histórico por excelencia…  combinando un humor inocente y delicioso, con la acción propia de una serie de samurais.  A pesar de su antigüedad, esta serie es un deber imperdible para todo Otaku.
Empecemos porque el nombre es un poco difícil de traducir…  y es por ello que las casas hispanoamericanas de doblaje optaron, como siempre, por cambiarle completamente el nombre a la serie.  “Rurouni”, que puede ser traducido libremente por vagabundo (no en el uso de aquel que no trabaja, sino el que vaga por los lugares), tal vez la mejor traducción no sería al español, sino al inglés, que también tiene una palabra similar…  “Wanderer”.
En todo caso, y hablando de la historia misma, en 1993 el joven y novicio mangaka Watsuki Nabuhiro empezó a dibujar un manga basado en la historia, libremente interpretada, de Gensai Kawakami, uno de los “Cuatro Asesinos del Bakkumatsu”.  Este manga mezclaría aspectos y personajes reales e históricos, con algunos personajes ficticios; siempre tratando de respetar la historia como tal, pero embelleciéndola con elementos que hacían más épico a su personaje.  Este manga independiente, llamado Meiji Kenkaku Romantan, fue lo suficientemente exitoso como para que Nabuhiro san publicara su primer tankoubon (libro compilación) ese mismo año.   Oliendo la sangre en el agua,  Shonen Jump tomó la decisión de publicarle al bisoño mangaka su creación, bajo el nombre que siempre se conocería la serie.
El impacto fue tal en circulos no Otakus, principalmente historiadores y educadores de la historia, que antes del tercer año de publicación del manga, ya el estudio DEEN fue encargado de dibujar la versión animada de tan singular historia.
Ahora, para valorar una serie como esta se deben tomar en cuenta que la serie es histórica, en ambos sentidos…  por un lado se refiere a una etapa de la historia japonesa llena de convulsiones políticas y que quedó muy bien documentada, lo cual le permite a los creadores el tener mucho material para el manga y el animé, pero les limita hasta cierto punto la inventiva y el uso de recursos sobrenaturales, propios del nekketsu.  Y por el otro lado, la serie por sí misma ya casi es historia…  fue creada en el siglo pasado; con técnicas y tendencias de dibujo propias de esa época.  O sea es un animé viejo por donde se le vea… jejeje
La trama del animé es muy completa, se divide en tres arcos conceptuales que van llevando al Hitokiri Battousai (personaje principal) a través del período de transición político y personal.  Sin excedernos con el spoiler, el personaje principal fue, en tiempos previos al animé, un famoso asesino del emperador, de los más famosos y letales de su país; al finalizar la guerra que lo hizo famoso, decidió abandonar su personalidad y vagar por el país, expiando lo que consideraba eran pecados.  La historia inicia cuando este hombre de casi 30 años conoce a una adolescente que, por cosas del destino, era propietaria e instructora del dojo más vacío de Yedo (Tokio); esta mujer impetuosa y terca se convertiría en una especie de compañera de vida,  de fortunios e infortunios del, ya no más vagabundo, Kenshin.  Ambos irán creando lo que podría llamarse una familia de los sin familia, creando lo que es el corazón del género Nekketsu en el animé:  Un grupo de amigos que luchan, crecen, y se cuidan tanto o más que una familia.
Ciertamente es una serie de acción; pero no esperen peleas de 12 capítulos (al estilo DBZ), acá la acción solo es la culminación de los distintos picos del drama.  Realmente son pocas, y épicas, las batallas que tardan  más de un capítulo.  La acción es de gran calidad, pero principalmente, viene acompañada de un desarrollo dramático excelente.  El humor de la serie es simplemente fino, y se basa en la riqueza de los personajes de la serie, realmente bien imaginados y mejor animados.  No esperen que la serie les saque muchas lágrimas; pero he conocido Otakus que han llorado por horas con la escena de las luciérnagas (cuando la vean sabrán de lo que hablo).
Como les decía, la historia es sólida, y se carga por sí misma, pero los personajes son demasiado completos, y son los que llevan sobre sus hombros el desarrollo de la trama.  Kenshin es como un bipolar:  en un momento es la niñera, cocinera y doméstica perfecta; y en segundos cambia todo ese candor y amabilidad, por la frialdad de quien ha llevado a cientos de oponentes a conocer a kami-sama cara a cara.  Kaoru es la legítima tsundere, endurecida por su horfandad, y enamorada del que tal vez sea el héroe de animé más dulce y sano de todos (a excepción de Son Gokú, tal vez).  El resto de amigos varían entre la perfecta cabrona, al niño de la calle.  Todos los personajes tienen tiempo de ser parte real de la historia, y de enriquecerla con sus propias experiencias; llenando la serie de eventos mayores y menores, que son los que hacen que, a la mitad de la serie, ya la sientas como parte de tu “vida Otaku”, irremediablemente.
La ambientación es, definitivamente excelente; la parte de ambientación conceptual, está basada en historia real, y hasta donde es posible se le ha respetado; al punto de que el Oniwanbanshou, de gran importancia en la serie; fue un grupo real, y personajes de tanto peso como Aoshi san y Okina Sama, son héroes reales de la historia japonesa de esa época.  Así de bien ambientada esta la serie conceptualmente.  desde el punto de vista de las locaciones; y comparado con imagenes de la época, parece ser que el Tokio de 1860 está excelentemente presentado por la serie.
El dibujo es propio de finales del siglo 20 y principios del 21; de colores fuertes tradicionales, trazo gordo y fuerte; la verdad es que los personajes han sido dibujados con un buen gusto.  La Animación es típica de la época; una animación económica, que guarda esfuerzos para las escenas de acción, pero que utiliza múltiples trucos para evitar que el espectador se dé cuenta de los ahorros en presupuesto.  En general bastante bien para su época.
La banda sonora de contenido es bastante dramática, muy cargada al estilo televisivo occidental, de música de fondo orquestal.  En cuanto a la banda sonora de promoción…  pues bueno; los 4 opening son clásicos por sí mismos; incluyendo a grupos que ya para esa época eran famosos, como los históricos (y desaparecidos) Judy & Mary; o a Hyde y sus chiquillos del arco iris.  Los ocho endings no se quedan atrás, puesto que, a diferencia del uso moderno de que los endings sean más baladeros (románticos o suaves) que los opennings, la verdad es que TM Revolution, los del arcoiris, Siam Shade y otros rockeros hacen de los endings de Rurouni Kenshin tal vez la colección de endings más rockera que he escuchado…  muy, muy buena música…
Sumari…  Rurouni Kenshin, Samurai X o como la llames…  no puede faltar en tu inventario de animés.  Al igual que DB, Ranma; GTO, y otros animés de esa época; ésta serie es una deuda que tienes con el animé.  Así de simple.
 Las Películas:
Ha sido una maldición para los Otakus que nuestras mejores series han sido llevadas a la gran pantalla, casi siempre por gringos…  resultando en desastres…  Pero las películas de Rurouni Kenshin son, sin lugar a dudas EXCELENTES…  no te las pierdas…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: