• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Demonbane

Producida por: Viewworks  —-
Emitida en: 2006  —-  
Demográfico: Shonen  —-  
Género: Mecha —-  
Calificación del Oji-san: 6,03  —☆☆ de 5-  
  —-  
Demonbane es lo que sucede cuando conviertes un Eroge en un animé…  al final no sabes si hacer una serie de acción Mecha o te dejas llevar por los bajos instintos y terminas haciendo un ecchi.  En este caso, ganaron los deseos mecha.
La historia de la serie es simple, en 2003 Nitroplus puso en el mercado un eroge basado en un mundo de fantasía (que asemejaba mucho al de Lovecraft -mundo de fantasía creado por Keith Herbert- para juegos de rol, como “el llamado de Cthulhu”); que fue lo suficientemente exitoso como para crear una versión manga y un animé de 12 capítulos.

Pues panty shots no faltan…

A veces miramos animés de 12 capítulos y decimos: “Pucha, la historia salió muy comprimida, debieron haber hecho más capítulos”, o a veces nos encontramos con Naruto (al que le sobran 3.056 capítulos de relleno);  lo contrario a ello, o sea que un animé tenga el número de capítulos correcto para la historia, no es tan común como se imaginaría uno…  y Demonbane es uno de ellos.

Sin hacer mucho spoiler, la historia se desarrolla cuando un investigador privado fracasado entra en contacto con un libro (bien guapa la “libro”), que le hará retomar su camino de mago…  lo demás es acción para salvar el mundo.  La verdad es que durante tres capítulos hay un poco de confusión con respecto a la trama en sí, pero se va aclarando poco a poco.  Los escritores del animé lograron una historia interesante, no muy buena, pero si interesante.  Eso si, vale la pena verla completa, y tiene un final que gusta bastante (que no se encuentra en el juego).

En este punto yo quisiera que ustedes mis amigos Otakus tomaran en cuenta que en un juego de rol, la verdadera historia la hace la mente del jugador… y el juego en realidad solo crea un mundo de objetivos, reglas y personajes, donde se desarrolla tu propia acción; así que crear una historia completa, basada en un juego, no siempre es fácil…  y si, si se han hecho algunos realmente buenos… no digo que no se puede hacer, lo que digo es que no es fácil…  y esto hay que reconocerselo a la gente de Viewworks.

Los personajes de Demonbane están bien lograditos… no son la última cocacola del desierto, pero al menos te emocionan, todos tienen una participación en la historia, y entre todos “llevan” la historia hacia adelante; evolucionando y dejándote siempre con la sensación de que el capítulo siguiente será mejor… y normalmente lo logran.

La ambientación tiene sus cosas… digo, desde el punto de vista psicológico, no cuesta mucho adaptarse a la ciudad de Arkham, con sus cosas distintas y su extraña realidad social; pero si molesta un poco que hayan perdido la noción de la destructibilidad de la ciudad (algo que entenderás en el capítulo 5 en adelante).  Las locaciones son realmente lúgubres, realmente más propias de un Gore de Vampiros, que de un mecha; además que parece no haber sido del interés de los productores…  o sea…  pésimas locaciones… jejeje
El dibujo llama la atención por lo elaborado que es en los personajes, y por lo simplón en los fondos, digo, no es malo… pero tampoco bueno.  Lo mismo con la animación… te quedas siempre con la idea de que pudo haber sido mejor… ya para el tercer capítulo te das cuenta que el presupuesto de animación se centró solo en los dos primeros y los dos últimos capítulos (algo bastante común en series cortas).  En general, la parte técnica no es el fuerte de esta serie.

La música no es sobresaliente… más bien regularcilla.  Al ser un mecha, los fondos musicales tecno son cosa común; y la mezcla Op/Ed es buena, pero no algo que vayas a recordar  (sé cuales canciones eran -Man God Machine y Modern Rose- pero no las recuerdo, y ya eso es decir  mucho, pues el Oji-san escucha Op/Ed´s prácticamente todo el día).

Sumari.  Demonbane no es como para que pierdas el sueño tratando de conseguirla…  pero si te la topas por ahí, vale la pena verla.

Nota final:  Si, hay algunas escenas echi y loli, pero muchísimo menos que lo que contiene el juego… jejeje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: