• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Lucky☆Star (La estrella de la suerte)

Producida por: Kyoto Animation (Haruhi, Full Metal Panic, K-On, Clannad)  —-
Emitida en: 2007  —-  
Demográfico: Shoujo  —-  
Género: Kigeki (Nanika ni tsuite) —-  
Calificación del Oji-san: 6,25  —☆☆☆ de 5-  
  —-  
El género más dificil (casi imposible) de la comedia es el llamado “Acerca de nada”; lo que significa que la comedia no tiene una trama verdadera, sino es solo acerca de a vida cotidiana de los personajes.  Las pocas que lo han logrado (Seinfield, la más famosa de ellas) tienen una característica en común:  La amas o la detestas…  y con Lucky ☆ Star sucede lo mismo… la amas o la detestas.
No creo que un estudio grande o comercial lograra convertir el manga de Kagami Yoshimizu en un éxito…  se requería una boutique del animé como Kyoto animation para lograrlo, basta ver la corta lista de animés realizados por este pequeñisimo estudio, y el éxito que han tenido, para darse cuenta que nada fue dejado al azar.   Hacer una comedia acerca de nada es muy complicado, porque debe verse simple, pero a la vez estar llena de pequeños detalles que son los que hacen la experiencia del televidente realmente placentera.  De todos los animés que he visto, solo Lucky ☆ Star ha logrado mantener su nivel, de comedia inteligente, educada y bien lograda a lo largo de 24 capítulos en los que no sucede nada, y sucede de todo.   Suena raro, pero así es… mejor se los explico:
Desde el primer minuto de la serie, hasta el capítulo 24, Lucky ☆ Star simplemente muestra la graciosa vida de un grupo de adolescentes colegialas, que no tienen nada en especial…  no son heroínas, no hay acción, no hay drama, no hay poderes especiales o secretos ocultos…  es solo la vida de ellas… sus conversaciones acerca de tooodas las estupideces y banalidades que jovenes adolescentes pueden tener.  Las escenas se discurren una tras otra, sin que suceda nada más que las chicas hablando camino al colegio, hablando antes de clase, hablando en hora de almuerzo, hablando después de clase, de camino a la casa o el trabajo, y su vida doméstica (bien prosáica).
Solo leyendo el párrafo anterior (que es absolutamente verdad), llegas a la conclusión de que es la serie más aburruda del mundo…  entonces ¿cómo es que esta serie y sus personajes han llegado (para quedarse) al Nirvana del Animé?
Muy simple, en estos 24 capítulos, sin pena ni gloria, se muestran gran parte de las cosas de la vida personal de los mismos televidente; empezando por Konata Izumi, hoy en día famosísimo Ícono del Animé.  Cuando he conversado acerca de esta serie con amigas de diversas edades, todas, sin excepción se identifican con alguna de las chicas y todas recuerdan entre risas haber vivido y hasta dicho las mismas palabras que ellas.  Que baste dos ejemplos; una amiga mía decía: “Es que mi hermana y yo éramos exactamente iguales a Tsukasa y Kagami”…  u otra que me recalcaba que “Todas esas conversaciones estúpidas acerca de cómo se come tal o cual comida, o acerca de la inmortalidad del cangrejo azul yo las tengo con mis amigas, todavía hoy”.   No hay forma…  el secreto de Lucky ☆ Star es tan simple, como difícil de hacer:  La cotidianeidad presentada como una comedia, levemente exagerada, un poco pintarrajeada y llena de detalles…  pero es la simplicidad de lo cotidiano lo que nos hace adorar a la serie.
Es cierto que no todos tuvimos a una Konata Izumi como compañera de colegio, pero todos vivimos la vida estudiantil de estas chicas…  y para muestra un botón…  ¿Quién no olvidó alguna vez su almuerzo, y buscó que sus amigos lo alimentaran?, ¿Quién no olvidó el uniforme de educación física?, ¿Quién no dijo “ya casi hago la tarea” y terminó  corriendo a ultima hora?, ¿Quién no añoró las vacaciones como si su vida dependiera de ello?…  cierto, yo no tuve a una Konata de compañera, pero si recuerdo a alguna “Miyuki”, varias “Tsukasas”, y alguna que otra “Kagami”… hasta tuve una compañera de colegio idéntica (hasta en nacionalidad) a “Patricia-san” (todavía la tengo en Facebook!!!).  Es más, hoy en día conozco a alguna “Kuroi-sensee”, maestra y todo…  y las “yui-neesan” abundan por doquier…  no puedes evitarlo, miras Lucky ☆ Star y recorres tu vida adolescente en un instante…
Como no hay tal cosa como un argumento, hablemos de los personajes:  Empecemos por Kona-chan…  jajaja…  Ay Konata…  sos lo que todos quisimos ser:  Otaku, vagabunda, descuidada, simplista, gamer, maldosa y hasta un poco depravada… sin embargo una chica buena, de buen corazón; que hace todo, todo, por satisfacer a su Otaku interna.  Desde estirar sus presupuesto al máximo para comprar su manga preferido, hasta trabajar en un cosplay café para poder ir a un concierto o a un festival…  ¿Les recuerda a alguien?… jajajaja…  si, Konata es un ícono de la cultura otaku por excelencia, porque es una otaku verdadera; y su cultura otaku es preeminente en la serie; no solo se habla o menciona que es una Otaku; no…  su vida gira alrededor de ello, y la vemos, como vernos en un espejo; la amamos, por ser como es, la amamos, por ser como nosotros… así de simple.

Todas las Lucky Star

Las gemelas Hiiragi, una moé y la otra tsundere (ver pestaña de “personajes”), son ellas la caja de resonancia de Konata y sus tonteras, realmente aman a su amiga, pero a veces simplemente no saben dónde ponerla.  Tsukasa es la chiquilla linda, entre estudiosa y perezosa, que simplemente “fluye” con la vida, si alguien propone algo, ella se apunta, sino, se va a su casa a no hacer nada (hasta que se acuerda de la tarea!!!); su gemela Kagami, es igual de bonita, pero es responsable, seria y trata de ser adulta, pues tiene planes para su vida; ellas son la mayor fuente de conversación del grupo, por tener una familia grande (4 hermanas y ambos padres), y por ser educadas en un templo.  Miyuki-chan, es la legítima Doujiko, preciosa, bella gente, estudiosa, buena cocinera, de familia adinerada y sobre todo, amorosa con la gente; Miyuki es la legítima chiquilla buena, y es la que se sonroja cuando Konata dice sus estupideces en doble sentido.

Los personajes secundarios son de mucha importancia; porque siempre están presentes, desde las demás compañeras de otros cursos (las gemelas no están en el mismo salón de clases), hasta la prima menor, copia al carbón de Kona-chan.  También tenemos a las mujeres adultas, supuestas a ser guía de las chicas, pero que a la larga son chicas grandes, igual de alegres que las menores; Kuroi Sensee, es tan Otaku como Konata (de hecho juegan el mismo juego de roles en línea, y no es raro que la profesora reprenda a su estudiante cuando están online); mientras Yui es una joven alegre, tomadora y dicharachera.  Ambas cercanas a los 30 años, y sin mucha preocupación de la vida.

Está jugando… no estudiando.

Técnicamente, Lucky ☆ Star no es buena… sinceramente abusa del dibujo blanco, aunque el dibujo de los personajes sí es bonito, pero realmente no es complicado.  La animación es mala, pero no es necesaria, realmente.  Estamos hablando de una serie donde lo más difícil de animar fue la secuencia del baile con la que termina la serie; aparte de ello, caminar en las calles, por un festival, o correr en la pista de atletismo (donde la animación fue realmente mala), pero ¿saben qué?, la verdad es que a nadie le importó eso… jajaja.  La ambientación conceptual es fácil, una vida escolar regular, chicas que estudian y trabajan (algunas), y que se la pasan boludeando en sus casas… una conceptualización fácil.  En cuanto a las locaciones, no fue tan complicado, pero si muy lleno de detalles, la serie se desarrolla en el barrio de Kasukabe, en Saitama, al norte de Tokio, y las tomas del barrio y de la ciudad son bastante similares a la realidad (algo común en series de caracter sub-urbano, como Ranma, Love Hina o Elfen Lied).

La musicalización es, cuando menos… bizarra!  La banda de contenido es monótona, simplona y hasta infantil…  apenas para no desconcentrarte de las conversaciones.  La banda de promoción solo tiene un opening; y no tienen endings, la serie termina en lo que podría llamarse “experimentos”.    Pero, como en toda la serie… ese único Opening, que ganó el premio anual al mejor opening, y las Seiyuus que lo cantaron obtuvieron el premio a la mejor canción en los Annual Seiyuu Awards.
Sumari…  oooobvio…  algún día tienes que ver Lucky ☆ Star, la detestarás o la amarás, pero tienes que verla.

La familia Izumi, Konaka, Shojiro y el fantasma de Kanata.

Notas interesantes:
¿Sin Novios?…   Las cuatro chicas tienen 17 años, son vírgenes y sin novio.  ¿Cómo puede ser eso?  pues nadie sabe…  ellas mismas lo comentan varias veces.  A pesar de ser chicas bonitas, bien portadas y perfecto material para cualquier chico…  no parecen haber pretendientes interesados en ellas; ni siquiera Miyuki-chan que es como un sueño hecho realidad.  Así son las Lucky ☆ Star, solitas y a la espera.

Otoo-San…  El único personaje masculino de Lucky ☆ Star  es Shojiro Izumi, padre de Konata.  Años atrás se casó con Kanata, madre de Konata, cuando esta era prácticamente de la edad de su hija.  Desde esa época era lo que es: Un lolicon incorregible; trabaja en casa, siempre vestido al estilo tradicional, y fue la fuente de inspiración para la afición de su hija; es claro que fue Shojiro quien la introdujo en el mundo Otaku, y está muy orgulloso de que su hija sea Otaku.  Dicho sea de paso, Shojiro es el padre con el que todas las Otakus sueñan (y algunas lo tienen), y el padre que todos los Otakus queremos ser.  Shojiro Izumi… sos nuestro héroe!!!
Motekke! Sailor Fuku, la locura…  No es cualquier animé el que logra que su única canción de opening se convierta en una locura a nivel mundial.  Seamos sinceros, la letra de la canción no tienen nada de especial, son solo chicas hablando de la época de cambio de uniforme, y de otras vainas de chicas; pero esta canción es pegajosa, es una locura a nivel mundial.  YouTube está, literalmente plagado de miles de videos del baile de la cancion; hay versiones de todo tipo, desde Los Zombies (esos bailarines vestidos de azul que hacen las coreografías de animé en youtube), hasta Vocaloid Motekke; incluyendo Bleach Motekke, FMA Motekke, y cientos (literalmente) de grupos de aficionadas y aficionados haciendo el famoso baile, siguiendo la coreografía de la secuencia final de la serie.  Lo dicho… Motekke! es una locura, tanto así, que el Oji-san la canta, a grito pelado, mientras maneja por las carreteras de este país.

Lucky Channel

La Chica A…  Es Konata, convertida en personaje legendario en la industria del animé; sin ella saberlo, las tiendas se pelean sus compras, no porque ella gaste mucho, porque siempre anda sin plata; sino porque se le considera la mayor experta en manga, novelas ligeras y animé.  Las secuencias de “La chica A”  son toda una licencia de fantasía para los productores de la serie.

Josei… Josei…  Si, a excepción de la poca participación de Shojiro, la serie solo presenta mujeres, mujeres y más mujeres…  lo que la haría un Shoujo o Shonen por escelencia…  entonce…  ¿Cómo es que a los hombres nos encanta?…  misterios de la vida Otaku…  tan misterioso como la longitud real del Camino del Dragón, la cantidad de capítulos que tendrá One Piece, la distribución urbana de Konoha, o las dimensiones de la cancha de Super Campeones.
Los Endings y el salón de Karaoke…  La serie no tienen Endings, en su lugar, para la primer temporada se muestra una imagen fija de la puerta de un salón de karaokes, donde se supone que están divirtiéndose las chicas.  Las voces son horribles, y Kontana nos lleva de viaje por canciones de animés tan viejos como Dragon Ball y Macross.  Para la segunda temporada, lo que se ven son payasadas hechas por algunos de los seiyuus, principalmente de Minoru Shiraishi (uno de los seiyus de Lucky Chanel), que es todo un personaje…  y un payaso sin igual.

Acá se produce la Magia

El viaje a Kioto…  No solo es el capítulo mejor dibujado, sino que realmente es un homenaje al turismo Otaku.  Es común que los colegios organicen viajes a Kyoto, la cuna de la cultura imperial japonesa, y muy rica en museos, sitios históricos o religiosos.  Pero como vemos en este capítulo, Konata se escapa al tour alternativo, la visita a las calles otaku de la ciudad, al museo de Ozamu Tezuka (Museo del manga), y sobre todo, a Kyoto Animation, que es, como volver al hogar.  Dicho sea de paso, los dibujos de los dos estudios de KA son como fotografías publicitarias…  definitivamente un toque de locura de los mismos productores.

Lucky Channel… Este es un segmento al final de la serie, de cuatro minutos, que se supones ser un programa de televisión donde se habla de la serie y se comenta acerca de los personajes.  Pero en la realidad, es como una serie dentro de otra, que se centra en la relación entre Akira Kogami y Minoru Shiraishi (haciendo el papel de sí mismo); Donde Akira es una Seiyu venida a menos, joven pero sin mucho futuro en el mercado, cascarrabias, fumadora y peleonera, siempre celosa de el buen inicio de carrera que está gozando su “asistente”…  créeanme, vale la pena verlo… jajaja.

Konata y Patricia trabajando en el Haruhi Café

Cosplay y animé…  Konata no solo trabaja en un Haruhi Café, sino que se la pasa pensando y hablando de series contemporáneas; y no es extraño ver referencias directas a series como Gundam, Suzumiya Haruhi no Yuutsu, Heroic  Age y Code Geass, entre muchas otras.  En esto, como en muchos otros detalles, esta es una serie excelente.

Anuncios

4 comentarios

  1. Mmmm me gusta y de verdad que siempre mee he sentido identificada con el personaje de Konata o Kona chan

  2. […] que el género de la serie es bastante complicado por sí mismo (creo que fue en la reseña de Lucky ☆ Star en la que hablamos ampliamente acerca del género Kigeki Nanika ni Tsuite -Comedia acerca de […]

  3. […] desde una belleza visual inusual (Haruhi Suzumiya no Juutsu) hasta una animación absurda (Lucky Star), pasando por acción Mecha y Spocom (FMP y Free), o con un moé extremo (K-On y CLANNAD).  En […]

  4. […] de Yukiko-chan es hablar del MOE (así en mayúscula) en persona, ella creo los personajes de Lucky☆Star, K-On! y Kokoro Connect, todos ellos conocidos como clásicos del dibujo moé, además de haber […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: