• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Bokusatsu Tenshi Dokuro-Chan (Dokuro-chan, el angel que te aporreará hasta la muerte)

Producida por: Hal Film (B Gata H Kei, 3×3 Eyes)  —-
Emitida en: 2008  —-  
Demográfico: Shonen  —-  
Género: Ecchi / Baka-kom—-  
Calificación del Oji-san: 5,24  —☆☆ de 5-  
  —-  

Sangre y fanservice siempre ha sido una fórmula ganadora; y si además le ponemos comedia tonta y solo ocho capítulos para contar la historia…  pues tienes a Dokuro-chan, uno de los ángeles más adorables del anime; y ciertamente la más sanguinaria.

Palabras equivocadas

Ya lo dijimos, la comedia no es fácil; y la comedia tonta menos aún, porque todas las estupideces que vas a poner en la pantalla tienen que tener algún tipo de “sentido”; y aunque eso sea un estudiante de colegio con cabeza de mono, o un ángel que vive en la miseria junto a un río.  La verdad es que la historia es buena, tanto así, que empezó como novela, luego fue manga, y terminó siendo un animé de dudosa calidad, pero de gran éxito.

La historia es un poco simple; un chico de secundaria es visitado un día por un ángel con cara de angel, voz de ángel, y hasta halo de ángel, pero que carga un Kanabou (un soberano garrote tachonado), cuya única intención es asesinarlo, porque “en el futuro” Kusakabe-kun descubrirá una ciencia que detendrá el crecimiento de las mujeres, y por consiguiente creará un mundo donde solo habrán chicas de 12 años, el mundo perfecto del pedófilo.  Pero en la actualidad Kusakabe es solo un chico común y silvestre que sobrevive la secundaria.

Sin embargo, a pesar de su cometido, la linda angelita con trabajo de Oni (Demonio tradicional japonés, que usualmente usa el Kanabou), decide dejarlo vivo, y tratar de evitar que ese futuro suceda.  Dokuro tiene humor rápido, que tan pronto está enamorada de su víctima, como montándo en cólera por las faltas reales o ficticias de Kusakabe.  Durante la serie el pobre chico es asesinado por lo menos 4 veces por episodio, todas ellas en formas realmente crueles;  solo para ser revivivido por Dokuro chan y su “pipirupirupirupipirupi” (ya lo entenderás); solo para asesinarle de nuevo en cinco minutos.

Así, la trama de un ángel bipolar, cualquier cantidad de escenas de fanservice y sangre por doquier, hace de Dokuro chan una serie que es cualquier cosa menos aburrida.

Los personajes son divertidos e interesantes, acá no hay historias o vivencias relevantes; el protagonista es solo un chico tratando de sobrevivir su adolescencia; Dokuro es un angelito de gran corazón y un garrote aún más grande; los demás ángeles son sexys y divertidas; y un “controlador de ángeles” que es un real pervertido.

La serie está hecha simplemente para mostrar escenas tontas, chicas desnudas y sangre; así que la ambientaciçón, la calidad del dibujo, las locaciones y hasta la animación sin mediocres, por no decir malas.  La verdad es que la calidad técnica de la serie es más que dudosa; pero, para ser justos, nadie esperaba crear una serie clásica.

Sumari.  Si sos un aficionado purista del animé, ni siquiera pierdas el tiempo; pero si lo que quieres es divertirte nomás, pues dale, echale un ojo a esta serie cuyo nombre es más largo que su calidad.  Si la miras, te unirás a las legiones de Otakus que se han reído con las estupideces de esta serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: