• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Onegai Twins (Gemelos, por favor!)

Producida por: Daume (Onegai Teacher, Shiki)  —-  

Emitida en: 2003  —-  

Demográfico: Shoujo  —-  

Género: Roma-kom  —-  

Calificación del Oji-san: 7,36  —☆☆☆☆ de 5-  
  —- 
 
Hace algunos meses reseñamos Onegai Teacher, y en esa reseña decíamos que era una excelente comedia Romántica.  Hoy, cuando reseñamos Onegai Twins, nos sentimos como si debieramos hacer Copy/Paste de aquella reseña.  Solo que Twins es menos comedia y más romance; un excelente y tierno shoujo, sin duda alguna.
No me tomen a mal, la historia de esta serie es muy, muy diferente que la otra; pero es una especie de secuela, con la misma calidad y si se quiere, mejor argumento, que su antecesora.  Así que empecemos por las diferencias primero…  la principal, el argumento:
Esta historia inicia aproximadamente dos años después del “evento de los ovnis”, que es como se conoció la poco delicada salida de la suegra de Kei-kun a su hogar en el espacio.  En la época de ese evento, una toma de televisión estática mostró una casa, que casualmente aparecía en una foto de bebé que tres jóvenes desperdigados por el Japón tenían en su poder;  luego de mucho pensarlo, los tres deciden, por separado, ir a ese pueblo, a buscar su pasado y al gemelo que aparece  junto a cada uno en la foto.  El problema es simple, las matemáticas no cuadran, en la foto hay dos gemelos, pero son tres jóvenes los que tienen la foto; mhmm…  si, definitivamente se complicarán las cosas.

La famosa foto

El joven programador de computadoras adolescente Maiku Kashimiro se va al pueblo y renta la casa de la foto, sin más deseo que vivir en paz y hacer su vida; ingresa al colegio de su localidad, donde su profesora es, ni más ni menos, que Mizuho sensee.  Un día, sin más ni más, aparecen dos chicas en su casa, por separado, clamando ser su hermana gemela; ambas son distintas, muy distintas, pero los tres comparten el mismo rasgo distintivo, todos tienen ojos azules.  Se sabe qué Maiku si es uno de los gemelos, porque en la foto se le ve con la pinga en ristre, o sea, o Miina Miyafuji o Karen Onedera es su hermana, y lo que es más interesante, una de ellas NO es su hermana.   Y, puesto que obviamente se enamoran entre ellos, el asunto tenderá a complicarse, por más que las chicas hagan un “pacto de amor” hasta que se resuelva el asunto.

“Somos lo que somos” parece gritar esta serie; donde los tres personajes comparten alegrías y amores, siempre limitados porque alguna de ellas “es mi hermana”.  El conflicto es tan claro que la serie no necesita gran profundida de personajes, para poder meternos en el drama, y en la comedia.  Una habilidad que viene desde la serie anterior.

Ay Mizuho sensee… todos te queremos!!

Desde Onegai Teacher vienen algunos personajes; la verdad casi todos, Kei aparece de vez en cuando, Mizuho sensee, siempre omnipresente en la serie; Ichigo, Yamada sensee e inclusive Herikawa; pero todos ellos son como parte de la escenografia; a excepción de Ichigo, cínica e intrigante, como siempre, la cabrona enana!!!. El único personaje viejo que aparece en todos y cada uno de los capítulos es Marie, nuestro computador extraterrestre favorito.   Pero en general, la serie la llevan los personajes principales, sin mucha más ayuda que la de un par de nuevos compañeros de colegio.  El pueblo es el mismo, las montañas, los cruces de trenes, absolutamente todo; lo que nos lleva a la calidad técnica.

Desde el punto de vista del dibujo, de la animación, los colores, las locaciones, la ambientación, todo… es lo mismo que en Onegai Teacher; tal vez la diferencia sea que el dibujo de los personajes es levemente más fino, y el uso de colores es más vivaz y definido.   Sin duda es, técnicamente, tanto o mejor que su predecesora.
Lo mismo con la música,  Vuelven Kotoko y Mami Kawada, con sus lindas cancionse techno/pop, y, como lo habíamos dicho anteriormente, vuelven los acordes de apertura característicos de esta serie…  de hecho, aunque las canciones son distintas, quedas con la sensación de que son las mismas de la primera serie.
Sumari:  muy parecida a Onegai Teacher, pero muy distintas; muy familiar, pero muy extraña… exclente serie, para mi gusto, levemente mejor que la primera.
Nota al margen:  Yo, personalmente hubiera mandado al carajo las famosas fotos y me hubiera quedado con las dos ojiazules!!!
Anuncios

Una respuesta

  1. […] lo tiene.  Las escenas de ruralidad nos recuerdan mucho a las vistas en Onegai (Teacher o Twins) en su belleza escénica.  Y la animación es bastante […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: