• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Genshiken (Sociedad para el estudio de la cultura visual moderna)

Producida por: Palm Studio, GENCO y Arms —-  

Emitida en: 2007  —-  

Demográfico: Diverso  —-  

Género: Kigeki  —-  

Calificación del Oji-san: 7,19  —☆☆☆☆ de 5-  
  —- 
Hemos visto como en muchas comedias de la vida diaria, nos traen alguno que otro personaje Otaku entre su casting; esto es una especie de homenaje de los productores a su propia cultura.  Sin embargo Genshiken es el primer manga y animé dedicado específicamente a un grupo de Otakus.  La Sociedad Para el Estudio de la Cultura Visual Moderna; no es más que un espejo de lo que somos los Otakus alrededor del mundo.  ¿Y saben qué?, es una buena serie, graciosa, balanceada, y sobre todo entrañable.
La trama se desarrolla en una universidad tokiota de Shiiou (ficticia, pero basada en una real), donde un reducido grupo de estudiantes avanzados lucha por mantener vivo a uno de los grupos marginales de la universidad, al que han optado por llamar Genshiken.  Y no es que en la universidad solo estos cuatro muchachos sean aficionados al manga y animé, sino que ellos son marginados, inclusive, por los clubes oficiales de Manga y de Animé.  Recordemos que en las instituciones educativas japonesas, un grupo de interés llamado “Club” es oficial y tiene todo el apoyo de la institución; mientras que los grupos no reconocidos, deben conformarse con el nombre de “Sociedad para…” y con suerte consiguen un lugar donde reunirse.  Pues bueno, la Sociedad para el Estudio de la Cultura Visual Moderna -Genshiken- apenas tiene eso, un semi-armario, en uno de los edificios sin uso de la universidad (Solo observen las fotos reales del edificio donde se supone funciona el grupo, al final de esta nota).  Así, Genshiken está condenado a la muerte por graduación (cuando inicia la serie todos los miembros están en el penúltimo año de carrera); y hacen un último intento de reclutamiento, en busca de salvar el club.
Más por suerte que por calidad del reclutamiento, terminan uniéndose al grupo dos muchachos nuevos; uno de ellos el estereotipo de Otaku, Kanji Sasahara, un joven unpoco tímido, poco arreglado, estudiante promedio, y con una aficion promedio por el manga y animé (Jejeje, digo, “promedio” para nosotros los otakus); junto a Makoto Kousaka, que es todo lo contrario, en apariencia; un chico guapo, de facilidad de palabra, perseguido por las chicas; el típico chico popular; pero a la vez, es un Gamer famoso, Otaku extremo.  Ellos llegan a revitalizar el moribundo grupo, que nunca hace ninguna actividad más que sentarse a comentar el último capítulo de su serie favorita (Una semi-ficticia serie llamada Kujibiki Unbalance -“Rifa amañanda”-).  Poco después aparecen los nuevos miembros; Saki Kasukabe, una chica de fuerte temperamento y cierta aprehensión y desdén hacia los Otakus, pero que se acerca al grupo con el secreto objetivo de “reformar” a su novio Makoto (lejos estaba de pensar que ella se convertiría en la fuerza vital del grupo); y por último, ya avanzado el semestre, ingresa Kanako Ohno, una joven japonesa que regresa de su año de intercambio en USA, gran aficionada al cosplay, hermosa y un poco tímida.
Con el grupo completo, la serie avanza a través de la complicada vida de un grupo de otakus; mostrándonos en todo su esplendor lo que es la vida del joven otaku japonés; ciertamente muy poco diferente de la que vivimos en el resto del planeta.
En si, no hay historia que contar, solo son un grupo de muchachos sobreviviendo la Universidad; de hecho, entre las dos temporadas, la serie se extiende por los cuatro años de carrera de Sasahara-san, el teórico personaje principal de la serie.  Y al final te quedas con la idea de que, a como hubo una segunda temporada cuando nadie esperaba ya una secuela, en cualquier momento podría aparecer algún otro estudio interesado en hacer una tercera; dado que el manga es mucho más extenso que la serie  (de hecho hasta hace poco seguía en emisión, con lo que sería la quinta Presidenta, desde su inicio).
El humor de Genshiken es muy fino, pero exclusivo; esta es una serie que aquel que no es otaku la puede encontrar hasta aburrida; pero para aquellos que viven esa cultura, les habla en su idioma.  Es por ello que el televidente otaku se emociona de ver a los chicos asistiendo a eventos, a Onho-chan haciendo cosplay; nos emocionamos cuando fueron aceptados en el Comi-ket de verano en el que vendieron su primer Doujinshi; o se nos hizo un puño el corazón viendo los desencuentros amorosos de los muchachos; o nos sentimos ofendidos por las ofensas que Sasahara recibe de su hermana (una Kogal, por Dios, si esas hasta deben ser fans de Bieber!!!).
Para el Oji-san fue bastante extraño el ver una serie que te hace preguntarte muchas veces porqué somos Otakus; una serie que te hace amar el ser Otaku, que te hace odiar el ser Otaku, que te hace aún más Otaku.  Genshiken es divertida, fácil de ver, pegajosa; pero también es una serie que se te mete bajo la piel; es una historia dibujadapor Otakus, animada por Otakus, musicalizada por Otakus, para Otakus.  Es una serie que nunca será un clásico, ni un éxito de rating, pero es una serie inolvidable; que se gana un espacio en tu corazón.

Siempre hemos dicho que la Cultura Otaku es como una paleta de colores, donde hay de todo; pues bueno, el casting de Genshiken es igual; tenemos desde el Otaku Normal (Sasahara), el bullicioso depravado (Madara), el extremadamente tímido (Kugayama), la Cosplayer (Onho), el que “no parece otaku” (Kousaka), la que no sabe que se convirtió en Otaku (Kasukabe), el Diseñador (Tanaka), la fujioshi que se avergüenza (Ogiue), y hasta el bicho realmente raro (Kuchiki)…  en resumen, hay de todo.  Todos lidian con sus propias cargas solos, pero con el entendimiento de los compañeros.  Por ejemplo, Madarame le atormenta ser incapaz de relacionarse con mujeres y que su afición es tan fuerte que no se siente capaz de enfrentarse al mundo real.  Sasahara ha sido marginado toda su vida por sus gustos.  Kasukabe odia haberse enamorado de un Otaku.  Ohno usa el cosplay como escapismo.  Ogiue odia a los otakus y se odia a si misma por ser tan fujioshi (aficionada ferviente del Yaoi).  Pero, al igual que usted y yo, ninguno de ellos está solo; todos tenemos a otros otakus que nos escuchan y que nos ayudan a enfrentar las extrañas aristas de esta vida que hemos escogido.  A veces nos da pena ajena ver a estos muchachos; no pocas veces nos enoja vernos reflejados en ellos; pero al final, después de ver la serie; terminamos sabiéndonos más Otakus, y más felices por ello.
Desde el punto de vista técnico se podría esperar que fuera una serie extraordinaria; pero la verdad no lo es.  O sea, no es mala… pero no es un dechado de virtudes.  El dibujo en sí es un poco fino en las formas, pero muy expresivo; se buscó que los personajes realmente fueran representativos de sus sentimientos; hasta ahí realmente es buena; los colores son excelentemente manejados; y con los segundos planos se trabajó bastante (al haber tantos personajes es normal que siempre haya algunos en segundo plano).  La animación si deja un poco que desear; por ejemplo, en las escenas de la ciudad se notan muchísimos detalles en el dibujo, pero muy poco movimiento.  Con respecto a la animación de los personajes en si mismos, pues bueno, la normal de una comedia.
La ambientación es excelente, desde el punto de vista conceptual, realmente te metes y te sientes parte de un grupo de univeritarios Otakus; sin mucho problema;  probablemente porque esas fueron las experiencias de los dibujantes y productores; de igual forma nos enseña los inusuales interiores que implica la participación en un ComiKet;  algo con lo que muchos hemos soñado.  Desde el punto de vista de la ambientación física y las locaciones, pues es una serie bien ubicada en el centro de la ciudad, apegada a la idea de los productores y que nos muestra locaciones comunes y muy bien acabadas.  La Universidad está basada en la Universidad de Chou, al oeste de Tokio; y cuando decimos que está basada, es que las locaciones son la reales de la universidad.
Por último la musicalización; que en contenido es bastante escasa (es una serie de conversaciones no de acciones), bastante cargada en teclados electrónicos y pianos…  es muy suavecita, y muy fluida.  Mientras que en la de promoción tenemos a algunos artistas no muy conocidos, pero que ayudan con su música a crear ambiente.  El primer Op, es delicioso, presentado por Manzo, un Otaku por sí mismo (y la muestra viviente de que en Japón no necesitas ser guapo para ser cantante), que ha participado en la musicalización de muchas series.  El segundo Op, es bastante gracioso, y excelentemente musicalizado; mientras que los endings te dejan siempre la sensación de que, al igual que en la vida, “al final todo está bien”, sin importar el drama del capítulo.

Sumari.  No, no es un clásico; y Si, si eres Otaku, algún día tendrás que verla.  Genshiken es un espejo, eso es todo; conozco Otakus que la detestan (que no se aceptan), pero a la larga no es más que aprender a reirse de uno mismo, y seguir con la vida; amando lo que somos.

Una reproduccion en vida real del cubículo de Genshiken, exacta en su último detalle al dibujo final de los capítulos

Notas Adicionales:  La Famosa Kujikibi Unbalance es una serie que no existía hasta que se hizo Genshiken; luego de eso la serie se “creó” por parte de Genco y Arms (dos de las que produjeron Genshiken), pero se creó de una forma curiosa; se anunciaron 25 episodios (en OVA´s), con los nombres de los episodios y todo.  Pero solo se han producido tres de ellos, y no son los tres primeros, sino el 1º, el 21º y el 25º; pero prometen que algún día producirán los otros 22…  o sea…  trabajo de Otakus.

Es una serie que tiene una característica poco común, las dos temporadas y el juego de ovas han sido producidas por casas productoras y animadoras distintas; por lo que al final no sabes si Genshiken es de Arms, de Genco o de Palms.
Esta es la Universidad Chou, ustedes qué les parece???

El lugar donde las chicas conversan

La zona de los patios

La vista del edificio donde está Génshiken

La zona del incendio

La entrada donde se realizan las actividades de reclutamiento

La estación del metro, donde se realizan incontables escenas.

Anuncios

4 comentarios

  1. Muy buena reseña hiciste, la verdad me encanta la serie es muy divertida (especialmente la primera temporada), se ha convertido en una de mis favoritas y es de las pocas series que muestran lo gracioso que son los momentos más comunes que podemos tener.
    Sobre el anime Kujibiki unbalance es cierto lo de los ovas y deberian terminarlos me da curiosidad, pero no tambien te digo que se hizo otro anime de esta con 12 episodios (no se si ya sabias o no porque no lo pusiste), con unos ligeros cambios al original, pero es bueno. Saludos

    • Dani… domo arigatuo por tus comentarios…
      Siiii… estoy consciente de la existencia de Kujibiki… aún cuando escribía este review; pero no lo he visto… yo sé que debería, pero la lista de series por ver es absolutamente abrumadora (constantemente surgen nuevos, buenos, y muchos que me recomiendan); de hecho actualmente miro 10 animés simultáneamente (a razón de un capítulo cada tres días, o sea más o menos cuatro capítulos diarios)… creeme que cuando la mire, la reseñaré también… en ea categoría tengo a Gentsumento Heiki Mina (popularizada en Densha Otoko). Gracias por se parte de esta página…

      • ok, de todas formas no es tan buena la versión de 12 capitulos, tiene muchos fallos en mi opinion, debieron haber hecho mejor la versión original de los ovas, pero bueno, sus razones han de tener

  2. […] nos limitaremos a decir que Yoshida sempai fue guionista de series como Blood+, D.Gray Man, Kobato, Genshiken y obviamente K-On!; mientras que hablar de Yukiko-chan es hablar del MOE (así en mayúscula) en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: