• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Mnemosyne no Musumetachi (Las Hijas de Mnemosyne)

Producida por: XEBEC & GENCO (Love Hina, Kanokon,Shaman King, Elfen Lied, Onegai)  —-  

Emitida en: 2008  —-  

Demográfico: Otona /Seinen / Josei —-  

Género: Yuri / Gore / Gekiga  —-  

Calificación del Oji-san: 7,26  —☆☆☆☆ de 5-  
  —- 
A veces las compañías de mucha experiencia deciden producir series realmente especiales, para mercados muy especiales…  esas series casi siempre salen en formatos fuera de lo normal, y normalmente salen al mercado como OVA´s.  Son casi experimentos del arte del animé, y siempre son una apuesta comercial.  Las Hijas de Mnemosyne fue una de esas apuestas…  y resultó ser un animé muy, muy especial, de culto en los mercados que gustan de ese género tan único como es el Gore/Yuri
En enero del 2008 la editorial Hobby Japan publicó una novela ligera de Hiroshi Oonigi que tuvo una excelente acogida entre los círculos Gore; y que causó mucha impresión a los ejecutivos AT-X, quienes de inmediato contrataron a sus vecinos de Genco para dirigir la producción del animé correspondiente; Genco a su vez, trajo a Xebec a bordo, maestros de la animación.  Se necesitaban dos grandes, no solo para producir un éxito rápido y loco, sino para hacerlo lo antes posible; la orden de producción era clara: Mnemosyne tenía que salir en OVA, y los DVD debían estar en los estantes para mayo del 2008.  De más está decir que el proyecto se completó con altísima calidad, y que el éxito comercial de Mnemosyne pagó con creces las carreras en la producción.
El formato final fueron 6 capítulos de 45 minutos en un único DVD, el equivalente a una serie de una temporada publicada en TV abierta.  Lo cual era imposible en una serie donde las escenas de hentai ligero no son pocas.
El argumento es un poco complejo…  hace cientos de años nació el árbol místico de Ygdrasil, el cuál cada cierto tiempo suelta sus esporas; esas esporas son invisibles e inocuas; pero una de cada cientos es una “Espora del Tiempo”, la cual, de penetrar al cuerpo de una mujer, la convierte en inmortal; y de suceder con un hombre, le convierte en un ser llamado “ángel”, cuyo aspecto es más parecido a un vampiro (me dejo levar por las imágenes de Blood-C en mi mente, sorry), que a un ángel tradicional.  Así pues, los ángeles matan mujeres inmortales, pero tienen cortísima vida; mientras que las mujeres no pueden evitar sentirse salvajemente atraídas por los ángeles.
En este ambiente nace Rin Ausogi, allá en los tiempos de la era Edo, en lo que sería el barrio Shinjuku de Yedo (Tokio); y aunque la serie se desarrolla en tiempos modernos (el primer capítulo se ambienta a finales de los 80´s), la historia viene desde atrás.  Vale la pena mencionar que, entre los experimentos de la serie, está que esta es una de las pocas series de “inmortales”, en la que el tiempo histórico realmente pasa, estando cada uno de los episodios searado de su antecesor por aproximadamente 10 a 20 años…  finalizando en un mundo semidecadente de principios del siglo 22.
Ciertamente hay que tenerle paciencia al argumento, puesto que al terminar el primer capítulo no has entendido nada todavía… la verdad solo sabes algo…  ¡que la puta serie es buenísima y que hay que ver el siguiente capítulo!
Rin es una investigadora privada, con tendencia a meterse en problemas; cuya asistente y cuasiamante, llamada Mimi, es una inmortal que le debe la vida desde hace cientos de años.  El tercer personaje principal es un poco extraño, podría decirse que es el miembro más joven de la familia Maeno al momento del episodio; así, Abuelo, hijo y nieta Maeno se convierten en cercanos y protagonistas.  En si, los personajes principales tiene una riqueza excepcional, Rin es sin duda, el arquetípico personaje oeru, guapa, vestida de una forma andrógina; y el perfecto personaje de acción.  Lesbiana cuyo interés en la sexualidad no es tanto como el espectador quisiera, y que está profundamente enamorada de un hombre a quien no ve desde hace cientos de años.  Mimi es una nerd, kawaii y templada; que se la pasa alborotando a Rin, a quien ama profundamente, como mujer y como amiga; pero con quien no comparte casa; aunque ocasionalmente comparte cama.  Entre ambas tenemos la típica pareja lesbiana: la mujer madura y la chica adolescente (aunque ambas tienen cientos de años de edad), una fuerte, la otra inteligente; pero a pesar de lo común que suena, la verdad hacen una pareja tiernamente atractiva para el televidente.  El último personaje principal solo es una voz en el teléfono, Tajimamori es su nombre; y ni su nombre ni su rostro se conocen hasta el último capítulo; es él quien mantiene la cordura de las muchachas en una vida de muertes sin final.
La ambientación física es bastante completa, las imagenes del Japón futuro son bastante creíbles y las representaciones del Tokio de diferentes eras es muy lograda; vale la pena mencionar que los productores se apoyaron mucho en las estaciones para ambientar las distintas etapas de la historia.  Así, los capítulos de desarrollo se dan en primavera o verano, pero los capítulos de desenlace suceden en Otoño o Invierno; logrando de esta forma influir en la ambientación de una forma barata y simple.  En general, el diseño de la ambientación estuvo muy bien logrado por los productores.
Genco hizo un trabajo excepcional con el dibujo, realmente las imagenes son excelente, y sobre todo los fondos están llenos de detalles; lo cual no es extraño en un OVA, y poco comun en una serie emitida abiertamente.  La animación es normal, fluida en escenas de acción y lo necesario en las escenas “de habitación”.  Eso si, las escenas de sexo no son el fuerte de Genco, pero quedaron relativamente bien (no al nivel del trabajo de Amacord o TNK).
En cuanto a la musicalización, la verdad es que es discreta.  La anda sonora de contenido es casi inexistente, y solo hay música de fondo en escenas de accion; el resto de la banda sonora es de efectos de sonido ordinarios, y silencios dramáticos.  El Op y Ed, son canciones discretas, sin mucho logro, realmente.  Tanto así, que ni el Oji-san (que es un fan de la música del animé), logra recordar las canciones en cuestión, mucho menos su nombre.
Sumari:  Como gore es excelente, como yuri es regular (todos quisieramos un poco más de amor yuri -dije amor, no sexo-) y como Gekiga es genial…  o sea…  si esta serie hubiera tenido una buena musicalización habría caído en la categoría de excelente; ante la decepcionante música, digamos que Las Hijas de Mnemosyne es Muy, muy buena…  no te la pierdas!!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: