• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Baka to Test to Shōkanjū (Idiotas, Exámenes e Invocaciones)

Producida por: Silver Link (Kokoro Connect, Chitose Get You!!)  —-  

Emitida en: 2011  —-  

Demográfico: Shoujo / Shonen —-  

Género: Kigeki (Nanika ni tsuite)  —-  

Calificación del Oji-san: 7,81  —☆☆☆☆ de 5-  
  —- 
Hablar de Baka to Test To Shokanjuu es hablar de una de las mejores comedias escolares del animé moderno.  Tal como su nombre lo dice es una comedia tonta, de chicos tontos haciendo cosas tontas…  pero por todos los dioses del animé…  ¡¡Como te hacen reir estos cabrones!!!
“Baka to test” como la conocen sus seguidores pasó exitosamente por el camino largo de las historias populares japonesas (primero como novela ligera, luego al manga y finalmente animé).  Como sucede cuando se crea una historia de éxito, pero que no es típica, todos tratan de aprovecharse, pero nadie sabe realmente cómo darle profundidad a la historia, y cómo “Utilizarla”, Baka paso de mano en mano hasta que encontró a alguien que lograra hacerla un éxito comercial, no solo de crítica.   La novela original fue creada por Inue Kenji y Yui Haga, y fue un gran éxito para Enterbrain (la editorial).  Pasando a manos de los mangakas de Kadokawa Shoten Publishing (la primera parte del manga publicada en  Shonen Ace y la segunda en Comic Clear) quienes le dieron más amplitud a la historia, y de paso la dejaron lista para que alguna televisora de peso comprara los derechos y “viera a ver qué hace con ella”.  Fue así como Media Factory compró los derechos, en asocio con TV Tokio; ambos pesos pesados de la industria del animé, decidieron poner la historia en manos de un boutique estudio.
Para aclarar, los boutique estudio son productoras muy pequeñas, que generalmente se especializan en “Mezurashī hanashi”, o historias extrañas; normalmente hacen todo el animé, desde dibujarlo, pornerle audio, crear la banda de promoción, conseguir los cantantes y crear las canciones, básicamente hacen todo el proceso, pero trabajan solo en uno o dos proyectos simultáneamente; son muy exitosos, pero muy chicos, y su calidad reside en su tamaño y en su obsesión por la calidad del dibujo y de la animación (El ejemplo de boutique estudio más conocido es Kyoto Animation, responsable de FMP, Lucky Star, Suzumiya Haruhi y K-on).
Pues bueno, como decíamos entre los pocos boutique estudios, Media Factory escogió a uno de los más nuevos y pequeños, Silver Link, confiando en la calidad de su director artístico (Shin Onuma) conocido por sus trabajos en multiples animés, y quien decidiera crear Silver Link, molesto por lo que consideraba falta de calidad de producción de sus antiguos patronos (Gonzo, uno de las productoras más grande y exitosa).  Así, después de mucho rodar, esta historia, que todos consideraban era un éxito impreso (pero que nadie se atrevía a animar) cayo en manos de un obsesivo de la calidad; y, en 2010 vio la luz Baka to Testu to Shkanjuu… desatando las risas por todo el horario estelar de TV Tokio; recolectando ratings, creando fanaticos, y vendiendo millonadas en mercancías relacionadas al animé y sus OVA´s; a pesar de ser considerado como una historia marginal para un mercado muy marginal.
Una de las principales razones por las que nadie se atrevía a animar Baka to Test era la trama de la historia, que difiere tanto, entre la primer temporada y la segunda, que hacía demasiado fácil echarla a perder, de hecho, se cuenta que Media Factory estuvo meditando contratar dos estudios distintos para dibujar las dos temporadas, decisión que se suspendió al ver la calidad y el éxito del trabajo de Silver Link, pero eso es una “historia no confirmada”.  En todo caso, y entrando en el recuento de la serie, la primer temporada tiene un arco dramático definido:  La historia trata de un grupo de estudiantes de la Academia Fumizuki; dicha academia tiene dos características muy propias; la primera es que, bajo condiciones controladas se les enseña a los estudiantes a invocar “seres” (que no son más que chibis de ellos mismos), con capacidades de lucha y que se utilizan para demostrar las habilidades académicas (a través del combate) y para impulsar a los estudiantes a mejorar sus calificaciones constantemente.  La segunda característica tiene el mismo fin y es un sistema de estimulos grupales bastante sui géneris; las clases A (de mejor rendimiento académico) tienen instalaciones físicas de altísima calidad y lujo (más parece un club privado que un salón de clases), mientras que las instalaciones y equipamentos del grupo F (el peor académicamente) estudia y recibe clases en un salón derruido, sin ventanales y con cajas de naranjas en lugar de pupitres (escritorios).
Obviamente la historia de la primer temporada se desarrolla sobre la base de los planes del Grupo F de mejorar, a través de guerras de invocados, sus condiciones de estudio, de acuerdo a las reglas de la academia (si un grupo inferior vence a uno superior tiene derecho a las instalaciones del grupo superior).  Así, toda la temporada se basa en esta historia, sin individualizar mucho en los personajes y más basada en el modelo de comedia clásica.  Vale decir que el éxito de la primer temporada se basa en la calidad del cuerpo de personajes; y tiene un enfoque muy juvenil de comedia ligera.  Ahora, no me tomen a mal, eso no quiere decir que la primer temporada no es excelente… lo es, y para muchos llega a ser la mejor comedia escolar de la historia del animé; digo, dramáticamente no es buena, pero la productora hizo magia con el material que le dieron.
La segunda temporada cambia de género, y pasa a ser una “Comedia acerca de nada”, uno de los géneros más complicados de la comedia, en la cual no hay trama, y los sucesos de cada capítulo son más resultado de la cotidianidad de los personajes, que de una historia que se vaya desarrollando a lo largo del animé.  Como dijimos es un género muy complicado en la comedia, primero porque requiere una habilidad de producción que está fuera del alcance de los estudios grandes (el mejor ejemplo de la incapacidad absoluta que los grandes estudios tienen para este género son los capítulos de relleno de Naruto), y segundo porque es, por definición, un género más adulto, imbuido en una comedia para adolescentes (siendo el mejor ejemplo Lucky Star, también producido por un boutique estudio).  Así, la segunda temporada de Baka to test es muy distinta, explorando más la riqueza de los personajes que una inexistente historia; dándole mucho más énfasis al romance floreciente que a la comedia física.  Así, para los más jovenes la segunda temporada fue un poco decepcionante, mientras que para los más adultos la segunda temporada fue un éxito rotundo.  De esta forma Baka llegó a todos los mercados del animé, con una misma producción, lo cual la disparó desde el punto de vista de éxito comercial.  Y así es como se hace un verdadero hit del animé; alta calidad de producción que produce grandes ganancias.

Mutsurini-kun, el héroe de los perv

Como dijimos el ensamble de personajes es excelente: empezando por el personaje principal, y mayor tonto de la serie: Akisha-kun, es un chico que vive solo (luego invadido por su pervertida hermana, que quiere cogérselo), y en su estupidez es un chico tan bueno que, sin siquiera darse cuenta, se convierte en el amor platónico de todo tipo de chicas; es el encargado de castigos (asistente de los profesores), precisamente por su estupidez, y es el encargado de llevar y traer de todo lo que ocupen sus profesores (bueno, él no, su ser invocado), por lo cual domina a su ser invocado con una habilidad única en toda la escuela (porque él invoca todo el tiempo para hacer tareas de los profesores, mientras que sus compañeros solo lo hacen a en las competiciones).  Junto a él está su mejor amigo, Juuji Sakamoto, un genio estratégico, pero vago y desinteresado en los estudios; Juuji es guapo e inteligente, y es el líder de la clase F, es valiente y decidido, y solo le tiene miedo a una cosa en el mundo: a su psicópata novia.  El tercer varón del casting es Kouta, conocido simplemente como “Mutsurini” (algo así como mirón pervertido); y como su apodo lo indica es el perv del grupo, experto en espionaje y operaciones tipo ninja; a pesar de sus aficiones es estimado por sus amigas, e incusive es el objeto del deseo de una estudiante clase A (Aiko-chan, linda, pervertida y que se divierte provocando los pensamientos pervertidos de Mutsurini).  Las chicas del grupo son Mizuki, preciosa, exuberante, tetona, y profundamente yaandere; una chica clase A que por un accidente terminó con los F.  Y Minami, tsundere por excelencia, flaca, plana (pero muy linda); otra chica brillante que terminó con los F por su falta de conocimiento del idioma japonés.  Ambas están enamoradas del Baka (Akisha-kun).  Y por último, el grupo lo completa Hydeoshi…  a ver.. mhmm Hydeoshi….  mhmmm…  ¿cómo describimos a Hydeoshi Kinoshita…? mhmm…  Bueno, es un chico, y todos saben que es un chico; pero es tan bishonen (lindo) que llega al punto de ser bishoujo (linda); se viste como hombre, pero con accesorios de chica; hace papeles de mujer en el club de teatro, actúa como mujer; vale, el chico es un transexual, pero que no le gustan los chicos, es más, él vive protestando de que lo tratan como chica (aunque actúa como chica y para todos efectos prácticos todo el mundo la considera “una de las chicas”, como se ve en las imagenes de este artículo); aunque no parece sentir atracción especial por ningún género.  En la segunda temporada Hydeodhi pasa más tiempo con los chicos, y trata de verse más masculino, sin lograrlo.  Lo extraño es que todos sus compañeros saben que es hombre, pero es tan linda, que todos están enamorados de ella… digo, de él.  Si hubiera que definir a Hydeoshi, podríamos decir que es una transexual que no es consciente de su sexualidad intermedia, y que cree que es el chico más normal del mundo.  Tanto Hydeoshi como Mutsurini son, sin lugar a dudas la pimienta de la serie, y personajes que han traspasado las limitaciones de la serie para convertirse en íconos de su género (los perv y l@s transexuales).

Ok… est@ es Hideoshi Kinoshita… ¿Ahora entienden a lo que nos referimos?

Hay por lo menos otros 8 personajes secundarios que no son, en lo más mínimo, relleno; y son siempre la contraparte de nuestro grupo de bakas.  Entre ellos la directora, un profesor, y varios otros estudiantes, entre los cuales debemos destacar a Shouko, brillante y hermosa sociópata que es el némesis de la clase F, pero que (ironías de la serie) logra obligar a Juuji a ser su novio, ella es una kuundere, con rasgos de psicópata.

Como decíamos, la serie está ambientada en una zona suburbana de una ciudad no definida, y la acción se desarrolla mayormente en las instalaciones de una academia privada, rodeada de bosques, es un edificio frankenstánico; donde un solo edificio grande se divide en 5 secciones horizontales siendo, de izquierda a derecha las instalaciones A, B, C, D y F.  O sea, la parte izquierda de la escuela parece un palacio, y la derecha un edificio en ruinas.  Las luchas se realizan en áreas definidas por los profesores (pueden ser en cualquier parte) llamadas áreas de invocación, y solo un docente puede crear esas áreas donde los chicos pueden luchar (sus invocados, realmente), impidiendo así que el ambiente de la escuela se torne violento.  Al principio la ambientación es un pcoo confusa, debido a que se trata de explicar todo en la primer mitad del primer capítulo; pero ya para el tercer capítulo la ambientación es clara; y el televidente la entiende sin el más mínimo problema.
La calidad técnica de Baka to Test es realmente admirable.  El dibujo es alucinante, es como si Andy Warhol se hubiera hecho mangaka; el uso de colores altisonantes, con imagenes bucólicas es admirable.  También el dibujo básico es excelente; todas las sombras son hechas en la técnica de “papel tapiz”, o sea que en partes de la serie las sombras son puntos, las otras rayitas discretas, en otras en tecnica de fumado.  También hay un excelente uso de la imagen épica (La típica imagen de abajo hacia arriba mostrando al héroe de una historia en una pose heróica, y con porte de éxito) como contraposición a escenas de extrema estupidez.   En general, puedes detener la serie en cualquier cuadro de cualquier capítulo y lo que obtienes es una imagen de arte pop de altísima calidad artística.  Ciertamente entre las risas no es común notarlo; pero el nivel de calidad puesto en los dibujos es asombroso.  La animación es buena desde el punto del animé, pero incluye elementos retro del comic que la hacen única (imagínense las peleas del comic Batman y Robin en los años 60´s), básicamente simulando el movimiento con imagenes fijas y “efectos de sonido” impresos (“Boing”, “pas”, “kaput”, y onomatopeyas similares), un recurso muy, muy retro, que se utiliza un poquito en Baka to test, y reafirma la calidad artística de la producción.  Así, visualmente, es excelente; y, para alguien que guste el arte popmodern, es, sin duda la mejor serie de la historia.
En cuanto al audio, la banda sonora de contenido es carente de música, sino que recurre a los tradicionales efectos de sonido (propio del cine artístico), pero sin música de fondo; esto es muy raro en la industria, que normalmente recurre a musicalización de fondo muy orquestal, o a silencios artísticos (¿Por qué putas los llaman así?, digo… ¿Qué coño tiene de artístico el silencio?!!).    Por otro lado, la banda de promoción es típica de un boutique estudio, donde buscas a una artista ligada al medio para que lleve buena parte de los Op/Ed, y creas un grupo ficticio con las seiyus para el resto de los Op/Ed, dejando una o dos canciones para algún externo que valga la pena traer.  En el caso de Baka to Test, se trajeron a Asou Natsuko para que se echara la musica al hombro; cantante pop de regular popularidad, pero muy ligada a la industria, y que ostenta el record de que todos sus sencillos son parte de la banda sonora de algún animé.  Las canciones de Asou-chan (Perfect area complete! y Eureka Baby) son lindas, y sobre todo pegajosas, por alguna razón las siento perfectas para una serie que también se te mete dentro de la piel, y que te hace tararear sus canciones por varias semanas, aún después de haber terminado de ver la serie.  El grupo ex-profeso, conformado por las seiyuus, se le llamó las Baka Test All Stars, y nos regalan un par de canciones pop bien encantadoras.
Sumari; la calidad de las dos historias es muy, muy buena, el cuerpo de pesonajes inolvidable, y el dibujo y animación son de una calidad artística pocas veces vista en el animé; complementados con una música aceptable.  Como resultado de lo anterior Baka to Testo to Shoukanjuu es un animé de visión obligatoria, si te consideras un buen Otaku; o sea, va entre las primeras de la lista de “animés para ver” en tu PC…  Vale, no te la puedes perder!!!
Anuncios

Una respuesta

  1. Hola:

    Paso por aquí para comentarte que te sigo y me he aficionado a tu blog, te he afiliado en el mío y me preguntaba, si te va gustando el mio (es nuevo) si pudieras afiliarme tú también,

    Me encanta tu blog y estoy encantada en conocerte,

    me pasaré a menudo para compartir comentarios y opiniones!!

    https://mushiproductions.wordpress.com

    Simoun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: