• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Claymore

Claymore 2Producida por: Madhouse (Chihayafuru, BTOOOM!, Chobits)

Emitida en: 2007 

Demográfico: Shonen / Josei —  

Género:  Nekketsu   

Calificación del Oji-san: 7,66  — ☆☆☆☆ de 5 —

Capitulos y Ovas: 26 caps —-
Lo primero y más importante: Si te gustan las batallas…  llegaste a la serie correcta.
Algo poco común es encontrar una serie shonen de batalla donde no hay un varón como líder guerrero y personaje principal, y más extraño aún, que sea una serie donde solo hayan mujeres como personajes principales.  Suena como un experimento, pero a la larga, terminó siendo un manga exitoso y un animé de igual éxito.

Claymore 1Claymore se desarrolla en un universo ficticio, basado en la Europa del siglo 14, en donde junto con los humanos conviven otras dos razas:  Una de ellas son los Yoma, que son monstruos antropófagos que pueden tomar forma humana, por lo cual se convierten en enemigos naturales de los humanos; la mayor parte de ellos son seres nómadas y solitarios, que se esconden en forma humana en las ciudades, para poder depredar a sus presas humanas.  Sus enemigos naturales son las portadoras de una Claymore (espada), conocidas con el nombre genérico de Claymores, mujeres de gran condición atlética, de tez y cabello extremadamente claros, y sobre todo, de ojos plateados, todas son mujeres teóricamente hermosas (digo teóricamente, porque a mi no me gustaron, jeje) y muy poco sociables, en general se comportan como lo que son, asesinas a sueldo.  Las Claymores tampoco son humanas realmente (Son mitad humanas y mitad yoma), aunque todas empezaron siendo humanas; pero su condición genética les permite detectar la energía de las personas y yomas, conocida en este universo como el Yoki (un elemento recurrente en los Nekketsus, tenemos el Ki, el Reiatsu, el Chakra y así sustantivamente).  Así, son reclutadas por una organización oscura que las capacita como guerreras y las envía por el mundo a cumplir contratos como asesinas de yoma por paga.  La organización cobra por los servicios de las Claymore y se encarga de proveerles de todo en una forma medieval de venta de servicios de protección.

Claymore 3Estas Brujas Plateadas trabajan solas, normalmente, gracias a que los Yoma normalmente andan solos, lo que hace innecesarias los equipos de trabajo, por lo cual, muchas veces no se conocen entre ellas; y rara vez hay amistad entre ellas.

Son solo 53 Claymores, numeradas de acuerdo a sus habilidades; y esta serie es la historia de la número 53, la más débil de todas: Clare, quien llegara a la preadolescencia como humana normal, convirtiéndose en Claymore a través de infusión sanguínea, por consiguiente es, cuando mucho, 1/4 yoma.  Así, la serie es la historia de venganza de Clare y cómo ese deseo le permite crecer, madurar y combatir como una Claymore de alto nivel; navegando en un mundo mucho más complicado que el de una espada de alquiler, donde su propia organización conspira contra ella y otras de sus colegas, donde deben enfrentar una organización yoma (que se suponen solitarios) de gran peligrosidad.

Claymore 4Este es un Nekketsu muy interesante, por un lado tiene todos los elementos formales de una serie de este género: Batallas, héroes, movimientos especiales, un “poder” que desarrollar, etc. Pero por otro lado tiene dos características que lo alejan bastante del género: No hay valores de por medio, o sea, estas mujeres solo luchan por dinero o por sobrevivir, no hay solidaridad, amistad, amor a la patria, sueños, protección de la humanidad ni ningún otro valor humano que son la razón de luchar en todo shonen de batalla.  Y el otro elemento discordante es que es una serie de mujeres (no para mujeres, no confundir, es un shonen en todas sus letras, ver nota final), en un género terriblemente machista.  Uno de estos días escribiremos más ampliamente acerca de temas de género y animé.  En todo caso, estos últimos dos elementos no hacen de Claymore menos nekketsu, sino más bien un nekketsu más interesante.

Claymore 5Clare es el personaje principal, y es un personaje muy completo, es joven y mucho más humana que sus colegas, humanidad que se guarda para sí y para sus cercanos; aquellas que no la conocen simplemente ven a la última Claymore en jerarquía. Su deseo de venganza le dan la tenacidad y astucia necesaria para sobrevivir cada aventura y cada paso a su objetivo.  Su compañero, y único varón de la serie, es Raki, un joven humano que termina siendo su compañero de viaje; que al inicio de la serie es casi un niño, que con costos puede cargar el peso de una espada, y que más parece un criado que un amigo. Pero que, al final de la serie, se convierte en la razón de vivir de Clare, es su ancla a la poca humanidad que le queda después de siete años de batallas.  Sus colegas son personajes secundarios en toda su extensión, su única función es darle color a la historia, y apoyar a Clare en la tarea de desarrollar la trama.  Esta es la mayor debilidad de Claymore como Shonen de Batalla, la poca profundidad de los personajes secundarios, lo que no permite extender la serie más allá de 26 humildes capítulos, cuando la historia perfectamente hubiera dado para 64.

Claymore 6El universo Claymore es una ambientación muy simple, por lo que los productores no tuvieron mucho problema en ubicarnos en él; desde el primer capítulo se entiende claramente qué sucede la serie, dónde está ambientada (los atardeceres les quedaron geniales), y quienes son los buenos, los malos y las víctimas.  Así que no tendrás ningún problema en entender la serie, gracias al excelente trabajo de ambientación del mangaka y los productores.

Claymore 7La serie es, técnicamente, muy acabada.  Lo cual no es de sorprender si sabes que la produjo Madhouse, casa animadora con un impresionante historial de éxitos mundiales (empezando con Remi en los años 70´s de la cual sus madres saben más que ustedes; pasando por SCC, Hajime no Ippo, Monster, Strawberry Panic!, Black Lagoon, HOTD, y literalmente decenas de éxitos locales).  El dibujo es bastante bastante bueno, y va de acuerdo con la ambientación, de trazos finos, siempre primando los rostros sobre los cuerpos y a su vez estos sobre los fondos (técnica propia de un Nekketsu), lo cual es más importante en esta serie que en cualquier otra, puesto que todas las Claymore tienen características físicas muy similares en piel y cabello, al punto que en las batallas muchas veces no sabes quién es quién; y dibujar los rostos con perfección es casi la única forma de distinguirlas, además de su peinado…. pero seamos sinceros, los hombres no estamos genéticamente preparados para distinguir y mucho menos recordar los pienados de las mujeres!. Más, cuando se hace un uso extensivo de filtros azules.

Claymore 9El otro elemento es la animación…  donde realmente hubo retos fuera de lo normal; me explico:  Mucha gente cree que animar las luchas en un shonen de batalla es difícil, cuando es lo contrario, los personajes siempre están rodeados por una aura difusora de fuego, energía, o lo que sea (traigan a su mete la imagen de Ichigo, de Gokú, o de Natsu cuando están en lo mejor de la batalla y se acordarán de lo que digo), que le permite al dibujante no ser exacto en el dibujo de la silueta y el movimiento del personaje.  En el caso de Claymore no existe ese elemento en la historia (esa aura), por lo que los movimientos deben ser dibujados con toda precisión; así, muchas veces las carreras y los saltos de las chicas se ven un poco descompuestos; pero por lo demás, se utilizan de excelente manera elementos de animación como los fondos difusos o el efecto túnel.  Sea, la animación no se ve fantástica, pero es realmente un logro.

En cuando a la banda sonora…  pues nada fuera de lo normal, lo que se espera de una serie de Caballería: música barroca, con elementos bretones de cítaras, flautas y tambores.  El Op es de Nightmare, con una canción típica de su estilo Kei.  El ending, de Riyu Kosaka, está mucho más cercano a la serie, al ser una canción de rock ligero en fondo de música celta.

Claymore 10Notas finales:
¿Porqué es un shonen, no un josei o shoujo? (alerta de spoiler)

Si, Claymore es una serie de mujeres, pero de mujeres guerreras, mujeres cuyos sentimientos son genéricos, cuyos dolores son humanos, no femeninos ni masculinos, cuyas luchas son humanas…  en general la serie no tiene ningún elemento que la haga femenina.  Bueno, solo uno, por cinco segundos hay romance: al separarse, Clare besa a Raki, un beso de pareja, no de chicos, un beso de verdad, con lágrimas y todo.  No solo es el único elemento romántico de la serie, sino que probablemente sea el único beso que una Claymore haya dado en la historia.  Ah, y está Priscilla, lo más parecido a una chica en toda la serie.  Así que no, no es un josei, ni un shoujo, solo es un shonen de mujeres.

¿Hay yuri?

No, mis pervertidos colegas… no hay yuri…  estas mujeres hermosas y frías no fraternizan, y las pocas que lo hacen, lo hacen como amigas.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] on mayo 3, 2015 by cocosegura Producida por: Madhouse (Chihayafuru, Claymore, Btooom!, etc) Emitida en: 2002  —-   Demográfico: Seinen  —-   Género:  Roma-kom —- […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: