• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Chobits

Chobits 1Producida por: Madhouse (Chihayafuru, Claymore, Btooom!, etc)
Emitida en: 2002  —-  
Demográfico: Seinen  —-  
Género:  Roma-kom —-  
Calificación del Oji-san: 7.20  — ☆☆☆☆ de 5 —  
Capítulos y Ovas: 26 caps, 1 OVA, 1 SP —
En el género de comedias románticas hay de todo…  hay divertidas, hay buenas, hay de fanservice, y muchos otros tipos…  pero sobre todas, hay las que se nos meten en la piel, esas series cuyo recuerdo nos trae un calorcito en el corazón; hoy les traigo la reseña de una de las más entrañables roma-kom en la historia del animé: Chobits.

Si, ya sé lo que van a decir:  “¿Para qué reseñas una serie tan vieja???  ¿Porqué no reseñas algo nuevo como Kamisama Hajimemashita?”…  y tienen razón hasta cierto punto…  pero entonces respóndanme ustedes: ¿Qué clase de blog de animé no tiene reseñas de Chobits, GTO, Cowboy Bebop, y otros clásicos???….  no hay quite, primero los clásicos, y luego el resto… jajajaja… (aunque si, voy a tratar de reseñar series más recientes…  no lo prometo, pero lo voy a intentar…)

Chobits 4Lo bueno de las comedias románticas para adultos es que pueden llegar a tocar muchos temas sociales de interés, sin que dejemos de disfrutar y reírnos de las venturas y desventuras de la pareja involucrada.  Chobits es un excelente ejemplo, es una serie que se fabricó para adultos jóvenes, presentando muchas preguntas interesantes; y sin embargo, ahora, 13 años después y cuando esos hombres y mujeres que vieron Chobits tienen treinta y pico de años… siguen siendo preguntas actuales e interesantes.

Chobits 5La historia de Chobits es un poco complicada, de lo simple que es.  En un futuro no muy lejano, un chico campesino falla sus exámenes de ingreso a la universidad, por lo que decide viajar a Tokyo, ingresar a una academia preparatoria y volver a intentar entrar a la U cuando esté preparado.  Parece un excelente plan, pero tiene algunas pequeñas lagunas:  El chico no tiene recursos para que lo mantenga la familia, por lo que deberá trabajar; no tiene familiares en la ciudad por lo que deberá rentar apartamento y, sobre todo, la verdad es que el chico no es muy brillante, jejejeje.  En todo caso, se va a vivir a la ciudad y al poco tiempo se da cuenta de lo complicado que es trabajar y estudiar, sobre todo cuando, para estudiar no cuenta con una Parsocom, una computadora personal.  Y acá es donde la historia se pone interesante, en ese mundo futuro las computadoras personales vienen en forma de mujer, normalmente jóvenes y atractivas, con la diferencia de que sus extrañas orejas son los puertos de acceso; eso y que no son humanas, por lo cual no tienen sentimientos.

Chobits 6Pues bueno, nuestro protagonista sufre por la falta de ese instrumento (por pobre, porque son caras las cabronas Parsocom!!), cuando un día se encuentra uno de ellas, literalmente, tirada en el basurero.  Como buen estudiante se la lleva a su casa para tratar de repararla, aunque ignora absolutamente todo acerca de estas máquinas;  lo bueno es que logra hacerla funcionar, lo malo es que la máquina parece no tener un OS activo, por lo que al principio solo sabe decir “Chii”, y deberá aprender todo lo necesario para ser funcional.  Sorpresa adicional se lleva el protagonista cuando empieza a sospechar que con esta Parsocom sucede algo especial.

Chobits 7Así, la trama es la historia de las peripecias y la convivencia del protagonista con su Persocom.  Ahora, acá viene el rizo que rizó el rizo…  al no saber nada acerca de las Parsocom, nuestro protagonista permite que la suya se eduque y haga lo que le parece correcto; lo que provoca que la persocom empiece a portarse más como chica que como máquina, complicando la vida de todos.  Y también abriendo la serie a un cuestionamiento ético del cual hablaremos en nuestras notas finales.

Chobits 9Hideki Motosuwa, nuestro personaje principal, es un chico normal, con las dudas propias de un joven adulto, que se siente abrumado con las responsabilidades de cuidarse solo, de trabajar y de estudiar; no es ni tímido ni problemático….  solo es un chico cualquiera.  Y es exactamente lo que una historia como esta requiere, alguien con quien el televidente se identifique inmediatamente; alguien común y silvestre, que sufre las mismas pequeñas calamidades diarias del televidente.  La historia la carga Hideki sobre sus hombros, es él el que se hace responsable de la “vida” de Chii, quien la guía por el mundo, en una reedición del tuerto guiando al ciego.  Muchos de nosotros pasamos por la misma vida de joven adulto independiente, y todos recordamos las interminables dudas existenciales que nos provoca esa etapa; y cuando vemos a Hideki dar palos de ciego con su vida, pues más bien nos alegramos de que Chii esté ahí para ponerle pimienta a la cosa… jejejej.  Y bueno, tenemos a Chii, que es hermosa, inocente al extremo, y que depende desde todo punto de vista de su “amo”.  Si lo vemos bien, la historia es Chii, su mente y su “corazón” son la razón de ser de la serie; ella te llega al corazón desde el principio, y le tomas un cariño inmenso conforme avanza la historia.  Chii es única y la recordarás por siempre.  A la larga, lo que parece un par de protagonistas extraños, al final terminan complementándose en lo que es un final esperadísimo.

Chobits 2Claro que hay personajes secundarios importantes, otros usuarios de Parsocom que se hacen amigos de Hideki, y que lo guían a través de la vida de ciudad y como “amo” de una Parsocom…  son ellos los que tratan de darle sentido al mundo de Chobits; y aveces lo logran, aunque a veces lo que hacen es complicar las cosas… jejeje.

La ambientación de Chobits es un éxito, ese mundo futuro con computadoras caminantes se parece muchísimo al actual, y ese parecido es esencial para que el televidente simplemente se trague el cuento de las Parsocom en un visto y no visto.  Y es que en ese mundo futuro no hay píldoras mágicas que curen el catarro, no hay coches flotantes, ni viajes instantáneos; no, en ese mundo la gente se enferma, camina al trabajo, se levanta tarde, pierde exámenes, trabaja en restaurantes, y se enamora…  tal y como ha sido desde que la civilización existe.  La locación física es el centro-periferia de Tokyo, la misma ciudad que hemos visto en tantos animés, y que no añade ni quita nada a la calidad de la serie.

Chobits 3

Chii del manga, mucho más joven que en el animé

Técnicamente hablando, Chobits es una excelente serie.  A pesar de que la historia y el manga son de CLAMP, esta vez las chicas no recurrieron a dibujar sus personajes como fideos con ojos, feos y amorfos; en Chobits todos parecen humanos normales; y el único cambio que debió hacer Madhouse fue diseñar a Chii un poco más adulta (en el manga parece una chica de 14 años, mientras que en el animé parece de 21 o 22 años); por lo demás, el dibujo de personajes es la puta madre de complicado; no solo Chii es extremadamente detallada, sino que todas las Parsocom están especialmente diseñadas con características muy finas.  A eso se le debe sumar que las locaciones están dibujadas en forma muy realista, por lo que al final tienes lo que siempre se tiene en una serie basada en un manga de CLAMP:  Una serie bellísima visualmente, pero una pesadilla para los animadores.  En términos de animación, el trabajo es fino y elegante… que se hace evidente en las escenas que comparte Chii con Sumomo, una de ellas pausada y calma, mientras que la pequeña es hiperactiva y acelerada.  Si es cierto, la serie no requiere nada complicado en términos de animación, pero aún así hay que lograr un buen trabajo para no desentonar.

Chobits 8La banda sonora de contenido es interesante, puesto que, aparte de los consabidos largos silencios propios de la banda de sonido de un animé, tiene mucha música instrumental de fondo; rescatando dos géneros musicales que estas generaciones nuevas poco han escuchado: la Bossa Nova y el PanAm Music.  El opening único es “Let me be with you” de Round Table una banda histórica, y es un ejemplo perfecto del PanAm Music, a como lo es el ending “Katakoto no Koi”, de Rie Tanaka (Otra Seiyuu/cantante de gran veteranía), y ni qué decir de Book end Bossa, que es una de las más deliciosas Bossa Nova que he escuchado…

Sumari, Chobits, es una serie hermosa, te va a llegar al corazón y no lo podrás evitar…  y ¿saben qué?, vale la pena tener estos recuerdos en el corazón…

Chobits 9Nota Final.

De hombres y máquinas…  He acá algunas preguntas interesantes… ¿Hasta donde deben ser las relaciones entre el hombre y su Parsocom?, ¿Por qué hacer a las computadoras como humanos?, ¿Te puedes enamorar de tu Parsocom?, ¿Cuáles instintos despertamos al poseer una Parsocom?, ¿Es una vuelta al esclavismo?, y la más importante de todas las preguntas… ¿Vamos realmente a tener un mundo así?….  ustedes tiene sus respuestas, yo tengo las mías…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: