• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Blood-C

Blood-c 1Animada por: Production I.G (Tsubasa: RESERVoir CHRoNiCLE, xxxHolic, Blood+)  —- 
Emitida en: 2011  —-  
Demográfico: Seinen – Josei  —-  
Género: Gore  —-  
Calificación del Oji-san: 6.87  —☆☆☆ de 5-  
Capítulos y Ovas: 12 caps y 1 película ——
Si nos olvidamos de la saga Blood, y de todos los trabajos anteriores de CLAMP, y miramos esta serie como una serie independiente y cualquiera, nos encontramos con un animé que al principio no da mucho de sí, pero cuya historia va subiendo de tono y que nos envuelve hasta llevarnos a un excelente final.  Cierto que Blood-C no es la última cocacola del desierto, pero definitivamente es un buen gore y eso debemos reconocerlo.

Como en los demás casos en los que nos hemos topado con secuelas, spin-off, o crossover, siempre tratamos de evaluar la serie vista por sí misma y no por sus relaciones con otras series.  Y en este caso será igual, sin embargo, concluida la reseña nos extenderemos en consideraciones de mucha importancia, principalmente para aquellos seguidores de la Saga Blood y del trabajo de CLAMP.

Nos disculpamos por los leves spoilers de la reseña, y por el serio spoiler de las consideraciones siguientes.

Blood-c 6Esta es Blood-C:

Existió un pueblo rural llamado Ukushima, poblado por gente normal, pero que era sede de un interesante fenómeno:  Por las noches en el pueblo aparecían monstruos de diversa apariencia cuyo objetivo era alimentarse de los humanos.  La persona encargada de luchar contra estos monstruos era una mujer de apariencia juvenil, monja del templo local, y estudiante de la secundaria del pueblo.  Los monstruos eran llamados furukimonos, y la joven respondía al nombre de Saya Kisaragi.

La serie nos muestra la vida de Saya, una chica feliz, por donde se le mire, buena hija, buena vecina y excelente estudiante.  En cada uno de los primeros capítulos vemos la vida bucólica (y hasta aburrida) de la joven, durante el día; y cómo durante la noche su padre, sacerdote del templo, le indica dónde debe ir a encontrar al siguiente furukimono a quien debía vencer.

Sinceramente al principio la serie es bastante decepcionante, digo, los capítulos son repetitivos; el pueblo nos parece sin vida, los personajes secundarios son tontos o forzados, y Saya misma parece demasiado artificial.

Luego inicia el suspenso.  Ya para el cap 4 caemos en cuenta de que todo es demasiado perfecto y aburrido, y cuando el primer furukimono parlante le reclama a Saya una deuda de honor no cumplida, nos empieza a picar el gusanito.  Si esto fuera poco, hace su aparición un perrito (más parece un cachorro), cuyo color y marcas distintivas en la frente nos hacen saltar las alarmas.

Blood-c 8Y en los siguientes capítulos, de forma un poco apresurada, se va desarrollando la historia de suspenso detrás del Gore.  Los furukimonos le siguen reclamando a Saya su promesa rota, en su mente se empiezan a apilar imágenes que no sabe distinguir como sueños o recuerdos, y para colmo de males, el perrito le empieza a hablar.  La mente de Kisaragi se vuelve un torbellino.

Luego se destapa la verdad, y Saya se da cuenta de que vive una mentira, un mundo de falsedad creado especialmente para ella.

No podemos ir más allá en la historia sin entrar en spoilers.   Pero créanme, la historia que se desarrolla en la segunda parte de la serie compensará con creces lo predecibles de los primeros capítulos, y no te puedes saltar los primeros capítulos, porque sino no entenderás nada.

Técnicamente, Production I.G entrega lo que se espera de ellos.  Blood-C es una serie de gran calidad técnica.

Blood-c 7La ambientación tanto conceptual como física es excelente.  Porque el reto asumido es muy inusual; me explico:  Desde el primer capítulo, en mi mente rondaba la pregunta de “¿Qué putas está haciendo Production I.G? esta ambientación es una mierda, no se la cree ni la más estúpida de las nekitas yanderes kawaii!!”.  Y es cierto, desde el principio sientes que la ambientación es defectuosa: el pueblo es demasiado perfecto, pero no hay mucha gente; la escuela es demasiado grande para un pueblo tan chico y no parece tener muchos estudiantes; las calles son perfectas, pero están vacías; Saya camina por la ciudad sin encontrar ni un carro ni una bicicleta; de alguna forma Production I.G estaba ahorrándose un montón de plata en dibujo de personajes y en uso de los mismos fondos una y otra vez.  Luego te das cuenta de que esa era la ambientación, el mostrarnos un mundo que no nos creyéramos, por la simple razón de que en la historia, tal mundo era falso.  El reto era crear una ambientación defectuosa, porque así era la realidad de la ambientación de la serie:  Falsa.  Y luego todas las piezas caen en su lugar y sientes que has sido vilmente engañado por un estudio que tiene demasiada calidad para producir algo que no sea excelente.

Blood-c 5A eso debe sumársele un dibujo de muy buen gusto; tanto de personajes como de planos.  Gracias a dios esta vez CLAMP no nos presentó las comunes figuras larguiruchas semihumanas que siempre nos presenta; los personajes de Blood-C tienen rasgos CLAMP, pero sus dimensiones son más humanas y su dibujo en general es bonito.  Ciertamente siguen siendo humanos altos y delgados, pero al menos ahora si se les reconoce como humanos.  Llama mucho la atención la animación, es claro que en esta parte de la producción CLAMP no metió mano; desde el video del opening hasta la escena final, la animación tiene exactamente el mismo estilo de movimientos y gestos que Blood+, predecesora famosa en la serie Blood.  Esa animación salva mucho la lentitud de los primeros capítulos, y nos recuerda quién está detrás del proyecto.

La musicalización de la serie es más de suspenso, con muchos silencios y mucha música de órgano; ciertamente durante los primeros capítulos parece un suspenso forzado, pero conforme avanza la historia la música de fondo ayuda montones a la serie.  Con respecto a la banda sonora de promoción Production I.G nos recuerda quiénes son y nos traen dos canciones de gran calidad, siendo Spiral de Dustz el opening, y Junketsu Paradox de Nana Mizuki, el ending.  Esta última canción creada especialmente para la serie y que contiene frases que son la clave para la historia.

Blood-c 10Dicho esto, y antes de hacer el sumari, tengan en cuenta que los doce capítulos de esta serie son solo LA MITAD DE LA HISTORIA.  La otra mitad sucede a lo largo de los 106 minutos de “Blood-C, The Last Dark”.  No solo debes ver la película al final de la serie, sino que, cualquier queja que te haya quedado de la historia, de los personajes, del dibujo o de la producción, es vilmente acallada por Production I.G durante esa película.  Sobra decir que es una producción excepcional.  La única queja que el Oji-san tiene de toda la historia (serie y película) es que siento que la historia daba para más capítulos y la película se siente un poco apresurada.

Sumari:  Olvídate de la saga Blood, y de crossovers, y disfruta de Blood-C como lo que es, una buena serie, con una buena historia.

Ahora, para los que no pueden olvidar la saga Blood y los crossovers, les tengo las siguientes notas, tristemente cargadas de MUCHÍSIMO SPOILER.

Blood-c 9Blood-C en las Saga Blood.

Recuerdo muy bien cuando reseñé Blood+ que mucha gente se quejó de que la Saya Otonashi de Blood+ había perdido el carácter enigmático, silencioso y agresivo de la Saya de The Last Vampire.  Pues bueno, sucede lo mismo con Blood-C, simplemente debemos entender que la saga de Blood va cambiando.  Locaciones, ambientaciones, personajes, y la misma historia cambia.  De seres vampiros,  a quirópteros, a furukimonos; de la primer Otonashi a la segunda, a Kisaragi.  Todo cambia.  Production I.G quiso darle un nuevo enfoque a la saga, y quiso alejarse de una historia de quirópteros que consideraron, DE MOMENTO, agotada.  Todos sabemos que llegará el día para las gemelas Otonashi, simplemente 2011 no era el momento.  La serie está llena de referencias a la primer película (e incluso a la de live action), y a la serie anterior, pero no quisieron intencionalmente ir más allá.  Es por eso que, cuando se le preguntó a uno de los diseñadores el porqué Kisaragi no usó la espada ranurada en The Last Dark, desperdiciando una excelente oportunidad para ligar ambas series, el productor simplemente dijo:  “Estuvimos tentados, pero esa espada pertenece a Otonashi, y seguirá así”.

Ciertamente Blood-C se sale del esquema de la saga, pero para eso trajeron a CLAMP, para que les ayudara a crear una historia fresca que tuviera su propio hilo conductor.  Así, Blood-C es claramente parte de la saga, pero es algo así como la hija menor que quiere buscar su camino; y es muy equivocado pensar, como leí por ahí que es “solo la hija bastarta moe de una saga echada a perder”.

Ahora, démosle la vuelta a la moneda:  si viste y eres fan del Universo Clow, pues te va a encantar Blood-C.

¿xxxHolic? WTF..:!!!!!!

Arriba de esta reseña, en la ficha técnica se mencionan siempre otros animés realizados por el mismo estudio; en este caso, intencionalmente se mencionaron tres: Tsubasa: RESERVoir CHRoNiCLE, xxxHolic y Blood+.  Con el fin de recordarles a ustedes que las colaboraciones anteriores de CLAMP con Production I.G han resultado en series de culto.

Es por ello que desde que escuchas el opening esperas referencias a otros trabajos conjuntos de esos dos.  Lo que no esperas es el desarrollo de la serie.

Blood-c 12Cuando el perro que acompaña a Saya Kisaragi dice sus primeras palabras, algo inmediatamente se rompe en nuestra mente.  Digo, ya el diseño del perrito nos recuerda montones a Kitsune (de xxxHolic), pero escuchar la voz inconfundible de Jun Fukuyama, quien le da voz a Kimihiro Watanuki, en el cuerpo de ese sospechoso perrito… pues te hace sentir que “Definitivamente acá hay algo raro”.

Dos capítulos después, el mismo Inu despeja las dudas:  “Estoy acá solo para garantizar el cumplimiento de un deseo”.  Y en ese momento toda la serie toma un color distinto, la miras con nuevos ojos, y al final del animé entiendes todo desde una perspectiva distinta.

Blood-c 11Luego, en The Last Dark, Saya Kisaragi visita la tienda.  Si, LA TIENDA…  y la recibe Watanuki-kun en persona, ya en su papel de propietario del establecimiento (por lo que podríamos ubicar a Blood-C tiempo después del OVA Rou).  La conversación que tienen deja claro todo el asunto.  Todo lo sucedido dentro de los doce capítulos de la serie son parte de un deseo otorgado a Saya, y lo que sucederá en la película son parte de otro deseo.  No es correcto pensar que las CLAMP se robaron la saga y metieron a Blood en el universo Clow a la fuerza, no.  Queda claro que son dos historias que se desarrollan simultáneamente, pero que tienen un lazo irrompible entre ellas; lazo que dará pie a la siguiente parte de la saga.

Así las cosas, ciertamente puedes decir que Blood-C es el siguiente episodio de la saga Blood; pero también es justo decir que tanto la serie como la película, no fueron más que dos capítulos de un xxxHolic que tal vez nunca veamos.

No se enojen, véanlo por el lado amable, esta historia nos deja dos cosas positivas:

1.- Es realmente posible que en el futuro tengamos dos episodios más de la saga Blood, el que da seguimiento a las gemelas Otonashi, y el que continúa con la vida de Kisaragi.

2.- El Universo CLAMP, que muchos creían acabado; está más vivo que nunca, y, como muchos otros creíamos…  tendrá nuevos episodios… ¿Cómo y cuándo?, nadie sabe, pero seguiremos viendo a Watanuki y su tienda por mucho más… y ¿quien sabe?, tal vez algún día podamos ver a Yūko Ichihara de nuevo.

Blood-c 4
Una última anécdota, que tal vez ilustre todo el asunto.  Cuando se anunció la serie mi sobrino me dijo que las CLAMP iban a diseñar los personajes; y luego me comentó “y hay referencias a xxxHolic”, en viva voz respondí:  “Estas putas de CLAMP!!!, ¿Qué putas están haciendo con Blood?, ¿Es que no saben respetar nada estas putas!!??, ¿Que coño tienen en el cerebro los maes de Production I.G trayendo a esas locas?…”

El enojo duró años, literalmente años en los que me negué a ver la serie; no quería ver el recuerdo de Saya Otonashi manchado por las putas de CLAMP (recuerdo ligado a eventos muy queridos de mi vida personal).  Y luego me arrepentí de haber esperado tanto, y ciertamente quedé muy satisfecho.  He escrito esta reseña con toda la objetividad posible, porque sé que el resultado fue excepcional.  Pero personalmente quedé con el corazón partido, entre el dolor de ver mancillado el recuerdo y la alegría de ver de nuevo a uno de mis personajes más queridos (Watanuki), y sentirlo vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: