• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice... Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un "review" de distintas series. Ocasionalmente se realizarán postings acerca de eventos en la Vida Otaku Costarricense. Tsutaete kudasai
  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos. Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas; no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado. Seguidor del AS Puma Generaleña y de la política nacional e internacional. De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un mae necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío). Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país; y es Director del Programa 100% Carbon Neutral (www.100carbonneutral.com) En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje. No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años. Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

K-ON!

K-On 1Animada por: Kyoto Animation (Hibike! Euphonium, Tamako Market, Kobayashi-san Chi no Maid Dragon)  —- 
Emitida en: 2009-2011  —-  
Demográfico: Shoujo– Josei  —-  
Género: Kigeki  —-  
Calificación del Oji-san: 7.00  —☆☆☆☆ de 5-  
Capítulos y Ovas: 36 caps, 5 OVA´s y 1 película —
Hay series que van y vienen sin pena ni gloria, hay otras que dejan marca en la historia del animé.  Entre estas últimas, no todas tienen que ser portadoras de una gran historia, o representar dramas humanos profundos, o acción trepidante; hay algunas que simplemente fueron inmensamente populares porque fueron entretenimiento de alta calidad.  K-ON! solo es entretenimiento de altísima calidad, es una serie sin pretensiones intelectuales, que no busca cambiarle la vida a nadie, pero que demostró a lo largo de 36 capítulos y más, que el Moe también puede entretener.  Y si, se ganó cuatro estrellas por un pelo (apenas sacó un 7,00), pero se las ganó.

La verdad es que hace años estoy por reseñar K-ON!, y ya había decidido dejarla en el olvido (total, ya todo el mundo la vio, y mi opinión no es realmente relevante para nadie), pero hace unos días reseñé OniAi, y mencioné que uno de los personajes me recordaba a Mio, en menos de 20 minutos, desde Chile me recordaron la promesa que hice hace 5 años de reseñar K-ON! lo antes posible.  Así que acá me tienen, pagando promesas.
K-On 4Decía anteriormente que muchas series han sido populares sobre la base de un excelente trabajo de producción, aunque sean solo entretenimiento simple, todas ellas tienen sus detractores, principalmente puristas del animé, esos jóvenes intelectuales muy rápidos para calificar una serie de “comercial” y con ello considerarla indigna de ser vista.  Pero la verdad que acompaña esta reseña es que nosotros, todos, vivimos en el mundo real, y el animé es nuestro hobby, no nuestra vida.  Y ciertamente a veces necesitas que una serie te de ánimos, o que te ayude a reenfocar tu camino; pero la mayor parte del tiempo, solo necesitas entretenimiento; que te hagan reir o llorar, sin las ínfulas de querer enseñarte como vivir tu vida.  Por eso hoy defiendo a series como K-ON!, comerciales, populares, simples e intelectualmente limitadas; porque nos entretuvieron y nos alegraron la vida.
Dicho esto, les aclaro que, personalmente, me encanta esta puta serie.  Así que hablemos de K-ON!
K-On 2En 2007 se empezó a publicar el manga yonkoma de K-ON! en una de las revistas menores de la editorial Hōbunsha, con suficiente éxito como para pasarlo el año siguiente a una revista de más amplio espectro; sin embargo, la historia nunca fue un éxito arrasador, hasta que Kyoto Animation y Tokyo Broadcasting System se interesaron en el proyecto.  Así, en abril del 2009 se emitió el primer capítulo de K-ON!, primero en formato análogo 4:3 y unas semanas después en formato digital 16:9, lo que significó complicaciones técnicas adicionales (porque se transmitió en dos canales distintos, con formato distinto).
K-ON! es la historia de cuatro chicas de preparatoria y su club de música pop.  Al inicio el club está destinado a desaparecer por falta de integrantes, pero llegan dos chicas que quieren reactivarlo, y consiguen reclutar a dos más.  Como es de esperarse, forman una banda de música pop a la que llaman  “Hōkago Tea Time” (La hora del té después clases), y es un nombre muy acertado porque es lo único que hacen estas chicas:  Tomar el té después de clases.
K-On 3Bueno, toman el té después de clases, hablan estupideces, hacen estupideces, se meten en problemas, salen de ellos, y de vez en cuando ensayan alguna que otra canción.
No me tomen a mal, pero K-ON! solo es la historia de cuatro (y luego cinco) chicas haciendo boludeces.  Claro, que si no hay un argumento si quiera respetable, entonces el éxito de la serie se basa en algo sólido, ¿no?
Pues si, principalmente en el trabajo de Naoko Yamada, una de las directoras de animé de KyoAni; cuya opera prima fue K-ON!, y que se tomó en serio su trabajo; esta muchacha se encargó desde el diseño de personajes, de la creación de la música, de la dirección de la serie, e inclusive es ella la que diseñó, dibujó y animó (personalmente) los op y ed de la serie.  El resultado de este trabajo obsesivo es una calidad que se ha hecho marca de la casa de Kyoto Animation:  Personajes excelentes, humor fino, ausencia total de imágenes o frases de insinuación ecchi, música de primera, y sobre todo historias que no paran de entretenerte, minuto a minuto.
K-On 8De la mente de Yamada-San surgió convertir los personajes del Yon-Koma original, en el estandarte y ejemplo mundial del MOE.  Porque no hay personajes más Moe que los de K-ON! ni hay serie más Moe que K-ON!.  Y les quedó muy bien, ya era hora que alguien dejara claro que las chicas moe no son solo para que los lolicon las deseen.
Y así aparece Yui, el personaje principal de la serie, la más moe de todas, descuidada, simpática y media vagabunda (yo diría más que media).  Yui es la guitarrista del grupo, que empezó sin haber tocado una guitarra en su vida, y que se esforzó mucho por aprender los pocos acordes que sabe tocar.  Por alguna razón siempre es Yui la que propone las ideas más tontas y absurdas; que sus amigas no tardan en aprobar.
K-On 5La siguiente es nuestra baterista; Ritsu, oficialmente la presidenta del club y tal vez la única que se preocupa un poco por los ensayos.   Su estilo es menos femenino que el de sus amigas, y se sabe la menos guapa de todas, pero no le importa, porque Ritsu se tiene una autoconfianza impresionante y arrobadora.
La tercer señorita del grupo se encarga de los teclados:  Tsumugi.  Una Ojou-sama de lado a lado, en elegancia y gracia, hija de una familia adinerada, es la encargada de traer los delicatessen que las chicas disfrutan en su hora del té.  Y, sorprendentemente es la que tiene las salidas más alocadas.
Luego está Mio, la bella Mio, la tímida Mio, la que tiene un club de fans Mio.  La que todos adoran Mio…  bajista del grupo y cantante.  Esta es, cuasante del 50% del humor y de las situaciones apremiantes que viven las chicas; entre la timidez de Mio y las estupideces de Yui, no hay tiempo para más.
K-On 6Luego tenemos a Azusa, que llega un año después que las cuatro fundadoras; es como un chibi de Mio, pero totalmente distinta.  Hija de músicos profesionales, se toma la música muy seriamente, y vive indignada de que sus sempais se la pasen haciendo tonteras en lugar de estar ensayando.  Indignación que no le impide a ella misma tomar parte de todas las estupideces que hacen las chicas.
Y por último, la más loca, la más irresponsable, la más inconsciente de todas:  La profesora tutora del club, Sawako.  Para toda la comunidad educativa es un ejemplo de mujer y de profesora, siempre elegante, siempre amable con sus estudiantes y siempre seria.  Sin querer queriendo termina como tutora del club de música pop, y eso desata a Sawa-chan, que de colegiala no solo fue miembro también del K-ON!, sino que fue músico en bandas indie (antes de tomar la vida seria), con una obsesión por los disfraces de escenario y con exactamente la misma capacidad de Yui para las ocurrencias estúpidas.  Más que tutora actúa como un miembro más de la banda.  Ah, y tremendamente moe, a pesar de ser adulta; algo que ya KyoAni había experimentado con la Asahina adulta en La Melancolía de Haruhi Suzumiya.
K-On 10El dibujo de K-ON! es bastante cuidadoso, principalmente en los planos de los personajes principales; para la producción era muy importante evitar esas imágenes chuscas de personajes dibujados a la carrera.  Y lo cumplieron, las chicas siempre estan bien dibujadas.
A pesar de que nos queda la idea de una serie multicolor, la verdad es que se usaron muchos tonos marrón y pasteles oscuros, que quitaban peso al dibujo de los fondos y los planos abiertos, eso permitió dedicar más horas hombre al dibujo de las chicas.  Una excelente idea por parte de la directora.
La animación fue un reto, todos los personajes tienen tempos distintos, gestos distintos, y movimientos corporales muy propios de cada una de ellas; hacer que esto calzara fue un reto bien logrado por parte de la producción.
La ambientación física realmente fue por encima del promedio, la escuela, el salón del club (donde pasa la mitad del tiempo) y las tomas de exteriores fueron de mucha calidad.  La experiencia en espacios cerrados ya es típica de ellos, y las tomas de exteriores nos recordaron mucho a la primer temporada de Clannad.  La ambientación conceptual no presentó reto alguno, son solo cuatro chicas, digo, cinco chicas, digo.. seis chicas haciendo babosadas en la escuela…  muy simple y cotidiano el asunto.
K-On 7La musicalización es, a diferencia de los otros animés, una secuencia interminable de fondo musical con efectos de sonido.  Los silencios son pocos y muy bien usados.  Llama la atención que se use mucha música de fondo que no corresponde al género de comedia (mucha música de suspenso y de batalla), que da un carácter aún más absurdo a las chicas.
K-On 9Ciertamente las aperturas y los cierres los cantan las mismas seiyuus, y son “videos” de canciones de HTT.  Mejores los ending que los opening, pero buenos los cuatro.  Alguna de estas canciones (no me acuerdo cuál, lo siento) fue premiada como la canción de animé del año.
Sumari: Acá no hay recomendación alguna, porque no la necesita… K-ON! ganó el premio a la mejor serie del año, y su segunda temporada también ganó esa distinción; así que no veo ninguna razón por la cual no has visto esta serie.
Nota Adicional: Queda claro que los Puristas del Animé me la pelan.  Ya yo pasé la época en la que quería tener la razón y decirle a la gente cómo vivir su vida; ahora me conformo con valorar el esfuerzo de una industria de entretenimiento que nos ha entregado miles de horas de risa, emoción y llanto.  ¿Y Saben qué?…  le agradezco a la industria por tantas series excelentes, por tantísimas series buenas, y por otro montón de series que probablemente nunca reseñaremos por malas y aburridas; pero les doy gracias por todas.
Anuncios

Una respuesta

  1. […] casa: Naoko Yamada, quien en su momento se echara sobre los hombros la producción y dirección de K-On!, y donde tuvo que hacer, literalmente, de todo (incluyendo animar ella misma los Op y Ed).  Pues […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: