• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

PeaceMaker Kurogane (Kurogane el pacificador)

Peacemaker Kurogane 1Animada por: Gonzo (Kaleido Star, 18if, Etc)  —- 
Emitida en: 2003-2004 —-  
Demográfico: Seinen – Josei—-  
Género: Nekketsu – Gekiga—-  
Calificación del Oji-san: 6.99 —☆☆☆ 3 de 5-  
Capítulos y Ovas: 24 Caps—
Como se imaginarán, esta serie la miré hace mucho tiempo, y es una de las viejitas cuyas reseñas les estoy debiendo.  Peacemaker Kurogane es un nekketsu histórico donde las batallas son pocas y de poca importancia, y donde la comedia trágica toma el centro del estrado.  Es muy probable que ya la hayas visto, pero si no has mirado esta joya de la década anterior, va siendo tiempo de mirarla.  Es una serie muy buena, aunque no tan entretenida como otros nekketsu que probablemente hayas visto.

Cuando miré esta serie, hace no pocos años, lo primero que pensé fue: “Otro puta nekketsu de los shinsengumi!!, y para peores otro chiquillo que se cree la última cocacola del desierto”…  y bueno, en cierta forma sí es eso, pero visto desde una perspectiva dramática distinta; mostrando aspectos históricos de los shinsengumi interesantes.  Un detalle interesante es que el manga de Peacemaker Kurogane es una secuela de Shinsengumi Imon Peace Maker, también de la mangaka Nanae Chrono, y que nunca llegó a la TV, donde se mostraba el inicio de la era Meji de una perspectiva poco aventurera.  En todo caso, Peacemaker Kurogane es un nekketsu con una fuertísima tendencia a la comedia trágica.

Peacemaker Kurogane 2La premisa argumental nos presenta a dos hermanos huérfanos que se unen al Shinsengumi siendo muy jovencitos, el mayor de ellos como contable del cuerpo militar y el menor como ayudante y recadero, siendo que apenas tiene quince años y es casi un niño.  La trama nos lleva por los primeros tiempos del menor, que revienta de ganas de llegar a la categoría de guerrero para vengar a sus padres, muertos por un grupo paramilitar rival.

Si yo les digo solo eso ustedes se imaginan que para el capítulo 20 el chico ya es un guerrero temible, con recursos insospechados y en camino a vencer a sus rivales.  Pero no, no es así.  Simplemente porque Nanao Chrono trató de apegarse al carácter trágico del destino de los shinsengumi (Ver nota final).

Así, para el final de la serie, nuestro chico sigue siendo un aprendiz medio torpe y con más ambiciones que logros.  La premisa de la serie se ahoga con la realidad de que hay que acarrear el agua para las cocinas, que hay que ir a comprar las verduras para la cena, que hay que lavar la ropa de los capitanes, que hay que conocer a la chica vecina, y que hay que sobrevivir a la amenaza que pesa sobre su vida por ser hijo de quien fuera su padre.

Peacemaker Kurogane 7Lo que el espectador se imaginaba iba a ser una secuencia de batallas samurai, se nos convierte en una serie con un humor abundante y de muy buen gusto; mezclado con una trama de misterio más que de acción, salpicado con dramas muy interesantes.

Al final la historia no es la de un héroe juvenil, sino solo la historia de un chico con grandes ambiciones, pero que vive la vida que debe vivir un aprendiz, de buenas cualidades, pero solo un aprendiz; que inclusive se da el lujo de tener una vida personal fuera de los muros del Shinsengumi.

Ciertamente no es la historia que esperábamos, pero es una excelente historia por sí misma, y muy, muy acabada.  Y se sostiene sin necesidad de personajes sobresalientes, ni acciones impresionantes.

Nuestro personaje principal es Tetsu, un pequeñajo de pelo revuelto, y sonrisa contagiosa.  A pesar de ser un chico de buen talante y un humor envidiable, dentro de su corazón bulle una mezcla asombrosa de furia y terror; furia por la muerte de sus padres, frente a sus ojos, y terror de saberse incapaz de defenderse ante los poderosos enemigos que su padre tuvo, al punto de que a veces se siente sabedor de una muerte inminente.  Es un chico de buen corazón que hace amigos fácilmente y que les entrega su corazón.  Resiente permanente la actitud poco combativa de su hermano mayor y le considera indigno e incapaz de vengar a sus padres.

Peacemaker Kurogane 3Su hermano es Tatsunouske, un chavo casi adulto, sin habilidades para el kenjutsu, dedicado a temas contables, que sabe que ni él ni su hermano el pequeñajo son capaces de defenderse de sus enemigos heredados, y que busca en el Shinsengumi el abrigo y protección necesarios para sobrevivir.   A diferencia de su hermanito, Tatsu no busca venganza; ya es lo suficientemente adulto para saber que nunca habrá tal venganza ante un enemigo tan poderoso como los seguidores del emperador (la historia le daría la razón).  Sin embargo siempre es un buen muchacho, trabajador, educado y sobre todo un hermano mayor que siempre vela por su hermanito chico.

EL resto de personajes no son más que la versión personal que la señorita Chrono tiene de los Shinsengumi.  La cual es bastante interesante, y que fue fielmente transmitida al animé por Gonzo.

Peacemaker Kurogane 5

Si esto no es Shonen-ai, entonces no sé qué putas es…!

¿Como lo explicamos?… mhhmmm…  bueno, es común que las mangakas tengan la tendencia hacia los bishonen (chicos guapos en extremo), a como los mangakas se sienten atraídos a las bishoujos y sus pantaletas.  Así, el Shinsengumi de Peacemaker Kurogane está conformado por bishonen en su totalidad, lo que llega a incluir escenas shonen ai, e inclusive personajes yaoi y futanari.  Por eso fue tan popular entre las chicas.

La serie no es un yaoi, pero coquetea con el género shonen-ai descaradamente; sin cruzar la línea.  Esto no es más que una característica de la serie, porque el tema de la sexualidad es realmente poco relevante en la serie.

Técnicamente no podemos mentir, es buena, pero es una serie de Gonzo.  Y es que Gonzo tiene una fama bien ganada de producir excelentes primeros y últimos capítulos (práctica conocida como OffModel), mientras que los capítulos de enmedio son bastante baratos, con animación y dibujo malo, por recortes presupuestarios.  Pero aparte de esto, Gonzo produce series muy por encima del promedio; o sea, con todo y su adicción a rebajar presupuestos, las series de Gonzo son generalmente muy bien hechas.

Peacemaker Kurogane 4Pero hablemos en general, el dibujo es muy bueno, colorido y atractivo.  Más allá de los personajes bishonen, los fondos están muy atractivos a pesar de usar mucho filtro gris o marrón (que a personalmente no me gustan), y los primeros planos siempre fueron cuidados.  Los segundos planos son los que se dibujaron a cuatro plumazos.  Igualmente la animación, muy fluida al principio y al final, pero lamentable en los episodios de enmedio.

De nuevo, si dejamos de lado el tema shonen-ai, la ambientación conceptual está bastante apegada a lo que fuera la historia del Shinsengumi, incluyendo la presencia de chicos aprendices.  Pero lo mejor es la ambientación física, las locaciones están muy bien dibujadas y han tratado de mostrar los más representativo del Kyoto de la Era Meji.

La musicalización es regular (Gonzo no es concoido por dar especial atención a ello),  extrañamente nos recuerda la música de las series gringas de los años 50´s.  Así como sus canciones retro de apertura y cierre, tan características de la televisión gringa antigua.

Peacemaker Kurogane 6Sumari:  La historia es excepcional, el drama y el humor de altísima calidad, lo mismo con la ambientación y la riqueza de personajes; qué más da que técnicamente no sea tan buena.  La serie realmente vale la pena.

Nota Final:

El Shinsengumi fue un grupo paramilitar formado por samurais que decidieron tomar partido por el Shougunato Tokugawa, en la crisis Meji, en la cual el empreador decidió eliminar el shougunado como forma de gobierno, de facto aboliendo el sistema de castas que significaba la cultura samurai, su deseo era acabar con el sistema feudal de Daimíos y llevar al japón a la modernidad del siglo 19.  El shinsengumi fue la más famosa de las milicias que defendieron al Shogun, y que eventualmente terminaría en derrota y muerte de 300 de sus 302 miembros.  La del shinsengumi era una batalla por convicciones y supervivencia que estaba perdida desde el inicio.

Ha sido presentado en muchos animés, siendo que el retrato de ellos en Peacemaker Kurogane, Rouroni Kenshin y Hakuouki son los más acertados históricamente; mientras que el Shinsengumi de Gintama y Kaze no Hikaru se consideran casi parodias.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: