• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Chihayafuru (Chihaya Full)

Chihayafuru 1Animada por: Madhouse (No game no life, One-Punch man, Etc)  —- 
Emitida en: 2011-2013—-  
Demográfico: Seinen – Josei—-  
Género: Spokon—-  
Calificación del Oji-san: 7.57 —☆☆☆☆ 4 de 5-  
Capítulos y Ovas: 50 Caps—
Si quiero ver deportes para eso tengo ESPN, FOX y NFLNetwork, no me atrae lo más mínimo ver deportes en animé, por lo que muy poco verán algún spokon reseñado en este blog.  Sin embargo, la recomendación que recibí para ver Chihayafuru fue tajante: “Ningún otaku que se respete puede dejar pasar esta serie”.  Así que la miré, y quedé encantado, la historia de estos muchachos y del Caruta competitivo es asombrosa, en calidad, emoción, riqueza visual, trama, personajes y demás.  Una cuatro estrellas desde donde se le mire, entretenimiento de gran calidad.  Realmente, es una serie que no debes perderte.

Lo primero que me sorprendió de esta serie fue la poquísima cantidad de gente que en hispanoamérica la ha visto (cuando en Japón tuvo un éxito bastante aceptable).  Hablé con varios de los otakus que no la han mirado, y todos me dijeron lo mismo:  “Es que el primer capítulo es aburrido, y yo no sé que es eso del Caruta”.  Así que la primer advertencia es, dale al menos tres capítulos, y verás como te enganchas.

Chihayafuru 2En el Japón existe una obra literaria del siglo 13 llamado “Cien personas, un poema”, que es una antología de 100 poemas, de 100 poetas distintos, que comprende lo mejor de la poesía clásica japonesa.  Sobre esta obra hay un juego de cartas, que consiste en que alguien lee un poema, y los jugadores identifican y toman para si la carta que tiene escrito el poema, se dividen entre dos jugadores 50 cartas, y el primero en tomar 25 gana.  Este juego se llama Uta-garuta; que tiene una versión moderna y competitiva, el Caruta; con torneos locales, regionales y nacionales, en distintas divisiones y categorías.  En general, se considera una actividad competitiva muy honorable y respetable, y prácticamente exclusiva de personas de gran habilidad, talento e inteligencia.

Chihayafuru 3Y de eso trata esta historia, del Caruta competitivo, y de tres chicos, que empezaron desde niños a practicar el deporte con el sueño de convertirse en los mejores.  La historia empieza cuando están en segundo año de preparatoria y se extiende por dos años.

La vida íntima de cada uno de los personajes, sus pasiones, sus competiciones, sus amistades, sus dolores, son las claves de la calidad de esta serie.  Una historia inmersa en la belleza de la poesía clásica japonesa.

Si hay algo que esta serie te dejará, será el gusto por el japón clásico; la belleza de su poesía y la expresión del amor.  Eso explicará mucho del comportamiento de los personajes en las demás series, principalmente la timidez clásica de los personajes femeninos del animé, créanme, es bastante educativa, también.

Chihayafuru 8Pero más allá de ello, Chihayafuru es acerca de los personajes, siendo la misma Chihaya, la inspiración y motor de la historia.

Conocida como “la belleza desperdiciada”, Chihaya es hermana menor de una hermosa modelo, ella misma es tanto o más hermosa que su hermana mayor, pero la fascinación que su cuerpo provoca en los chicos desaparece en el momento en que hace o dice algo; esta chica es torpe, y hasta un poco tonta, pero mayormente inconsciente de los convencionalismos sociales, por lo que todos la miran como una chica extraña, de ahí su sobrenombre.

De niña, solo vivía para adorar a su hermana, y no tenía ningún interés propio en particular; pero un día conoció a un niño con cara y comportamiento de nerd, un ñoño por los cuatro costados, que le enseñó a jugar Caruta.  Era tal la pasión del chico, que ella convirtió al Caruta en su vida, arrastrando con ella a su otro mejor amigo.  Pero el Caruta es una competencia vocacional, y son pocas las personas que tienen la vocación de dedicarse a un deporte tan exigente mental y físicamente.  Así, Chihaya llegó a la adolescencia jugando Caruta sola en su habitación (porque sus dos amigos tomaron caminos distintos), hasta que logró recuperar a su mejor amigo de infancia y formar un club de Caruta en su preparatoria.  Y ahí empieza la locura.

Chihayafuru 15Ella es una chica de una sola dimensión, para ella el estudio, el amor, la comida, la familia, todo es secundario, y su única prioridad es jugar Caruta, esa es la fuente de su alegría, las cartas son su amor, y la competencia su alimento.   Pero no es de esos personajes molestos, no, Chihaya es una chica adorable a su manera, y su amor es tan intenso y puro (amor al Caruta, obviamente) que le tomas un gran cariño.  Es una mujer determinada y con una misión, y es ella la que mueve la serie; ella es la que provoca que las cosas sucedan y que la historia avance.  Con la leve excepción del lado romántico, la pobre Chihaya es tan despistada, que no es capaz de sentir, ni de percibir el amor que florece tan lentamente como sus habilidades de jugadora.   Porque tampoco es que la señorita sea un jugador genio, no, cada avance lo logra con mucho trabajo y con mucho estudio; pero llega a convertirse en una de las mejores en su categoría.

Chihayafuru 11Arata, es un joven brillante, un genio del Caruta, nieto del “eterno campeón”, que trae el Caruta en la sangre, que lo ama con intensidad, y que lo ha convertido en su vida.  Él es el que le enseña a Chihaya el deporte.  Luego de abandonar Tokio, su vida personal entra en un torbellino que lo hace dejar la competencia, y concentrarse en una vida normal.  Para cuando Chihaya logra formar el club de Caruta en su escuela en Tokyo, Arata vive en el campo como cualquier hijo de vecino; pero esa chica es como una fuerza de la naturaleza; y sin ir más allá de una breve conversación, lo vuelve al mundo que Arata ama.  Es un personaje extraño, es simpático y sonriente, pero a la vez es un chico muy serio que se sabe capaz de caminar por el camino que hiciera su abuelo; a la vez que es desconocedor del hecho de que se convirtió en el ejemplo para sus amigos, y en el sueño (competitivo) de su amiga.  Al igual que Chihaya es incapaz de darse cuenta de los sentimientos que surgen en su corazón, y mucho menos de los que provoca en Chihaya y en Shinobu.

Chihayafuru 10Taichi es el amigo de la infancia de Chihaya, es educado, de familia adinerada, con una madre opresiva, y una vida perfecta, hasta que se reencuentra con Chihaya, y su vida (y su corazón) sufren un vuelco.  Es la cabeza pensante del club (y su presidente), porque Chihaya es demasiado despistada para asumir responsabilidades reales (ciertamente Chihaya no es capaz de cuidarse solita, la pobrecita), como jugador es bueno, a secas, aunque con mala suerte, jejeje; pero su determinación lo llevan, sin darse cuenta realmente, a ser uno de los mejores de su categoría.  El pobre Taichi es el único de todos que es tristemente consciente del triángulo amoroso que se está creando entre los tres amigos; y desgraciadamente sabe que, románticamente, no es competencia para Arata.  Chihaya lo ama profundamente, pero de alguna forma no lo visualiza como “su hombre”, cuando en la práctica Taichi es realmente el hombre de esa chica.  Muy complicado para el pobre Taichi.

Chihayafuru 14Shinobu aparece avanzada la serie, es una loba solitaria, la actual Queen (campeona nacional) de quien nadie se acuerda haberla visto perder; pero es una ñoña sin remedio, solitaria, y hasta antisocial.  Solo tiene un amigo, Arata, y es claro que tampoco es consciente que tiene sentimientos hacia Arata, a quien ve como la única persona que realmente puede competir con ella.

Chihayafuru 9Nukuman-kun (Bollo de carne), es el tercer miembro del club de Caruta, al igual que Taichi y Chihaya jugó y fue muy bueno de niño, llegó a competirle a Arata, pero su última derrota con Arata fue tan humillante que se retiró de la práctica.  Fue arrastrado por Chihaya de vuelta al Caruta, y pronto se convirtió en un jugador de la categoría A.  Es el que más entiende de la técnica del Caruta, y se convierte en mentor para los chicos de primer año que se unen al club.

Chihayafuru 13Ambos chicos de primer año son una joya.  Komano kun es un genio, entendedor del concepto de tendencias y patrones de comportamiento, pronto se convierte en una especie de entrenador del equipo, siempre conocedor de las debilidades de sus compañeros y dispuesto a ayudarlos.  Desgraciadamente, como jugador no ha desarrollado las habilidades, y no tiene un físico fuerte, por lo que en competiciones siempre se cansa.  Siempre pierde en las partidas más importantes, y siempre por pocas cartas, pero poco a poco logra crecer hasta llegar a ser campeón nacional clase C.

Chihayafuru 16Y por último está Oe san, es una chica bajita, tetona, kawaii, que viene de una familia fabricante de kimonos y que adora Los Cien Poemas.  Entra al club solo por su amor a los poemas; al principio se horroriza por la intensidad del deporte; pero pronto le encuentra el cariño al asunto.  Ella es la que enseña a Chihaya el sentido de cada poema, y el amor por la literatura.  De alguna forma llegas a tomarle un cariño especial a esta chica, y sus triunfos son lo más conmovedor de las competencias.  Oe es la que saca a Chihayafuru de la órbita de una animé de deportes, su presencia hace del club y del deporte una práctica de amor cultural, ella hace que llegues a amar esta historia y esta serie.

Y es que eso es Chihayafuru, una mezcla cuidadosamente entregada entre un deporte de una intensidad espantosa, una historia de amor a la cultura japonesa, y un romance de jóvenes despistados.  Esa mezcla es tan buena, que literalmente te obliga a devorarte las dos temporadas.

Chihayafuru 12Antes de pasar a la parte técnica, no puedo evitar comentarles que esta es una de las pocas series donde todos los personajes tienen una historia y la cuentan, desde los que mencionamos arriba, hasta los demás secundarios, entre ellos otros competidores, familiares, profesores y entrenadores.  Cada vez que vemos un juego en proceso, sabemos que vamos a conocer la historia de los dos jugadores, es algo que le agrega un sabor interesantísimo a la serie.

Chihayafuru 6Técnicamente, es una serie buena.  Se utiliza la técnica de dibujo realista moderno (donde el realismo clásico se mezcla con rasgos no tan humanos, pero muy lejos del estilo Moé), que se muestra muy bien en el dibujo de personajes.  En especial la belleza clásica de Taichi, Shinobu y de Chihaya, el realismo moe de Oe san y el dibujo modernista y elegantísimo de Arata.  En esta serie los fondos, y las locaciones son de poca importancia, por lo que se les prestó la atención necesaria, no más.  No así a las imágenes que representan los poemas, esas son imágenes de una belleza excepcional.

Chihaya_vs_sano_backhandLa animación sí se merece un cariñito aparte.  Nunca nadie había animado el Caruta, su intensidad y velocidad es alucinante (si no me creen, miren la película de live action de Chihayafuru), por lo que animar esta serie significó para los chicos de Madhouse olvidarse de los golpes de Hajime no Ippo, los balazos de Gunslinger Girl y Black Lagoon, los combates épicos de Claymore y la locura intensa de High School of The Dead, para concentrarse en animar algo tan explosivo como es un encuentro de Caruta.  Lo lograron con un éxito resonante, principalmente por el uso extensivo de tomas desde ángulos inverosímiles, seguimientos de cámara, y repeticiones en cámara lenta.  Un gran logro sin lugar a dudas.

Chihayafuru 7La ambientación fue un éxito también, porque muy pronto nos enganchamos en la emoción del Caruta, pero sobre todo (con la llegada de Oe a escena) nos enamora de la cultura clásica japonesa.

La musicalización es mayormente normal, ciertamente con mucho suspense en los encuentros, pero en general normal.  Los opening son extremadamente pegajosos, compuestos especialmente para la serie, y con tonada de balada pop.  Los ending, bastante normalitos.

Sumari: Chihayafuru empieza lenta, debes tenerle un poco de paciencia; pero cuando le tomas el ritmo, se convierte en una serie de culto.  Una de esas joyas oculta de las que nadie habla.  No tiene 4 estrellas por capricho, Chihayafuru es una excelente serie, punto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: