• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Sōsei no Onmyōji (Los Exorcistas de las Estrellas Gemelas)

Sosei 1Producida por: Pierrot (Black Clover, Tokyo Ghoul, Etc)  —-  
Emitida en: 2016-2017—-  
Demográfico: Seinen – Josei—-  
Género: Nekketsu – Romance —-  
Calificación del Oji-san: 7.55 —☆☆☆☆ 4 de 5-  
Capítulos y Ovas: 50 Episodios—
La verdad es que tengo años (muchos años) de estar viendo el género de animé Nekketsu, y aunque son divertidos, ya después de tantas series te das cuenta que todos son más o menos similares (los buenos y los malos), por lo que les tengo cierta pereza; así que cuando mi sobrino me recomendó Sōsei no Onmyōji lo tomé con calma, porque este muchacho tiene un excelente gusto para los Nekketsu.  Y lo que he descubierto me ha dejado sumamente complacido: Sōsei no Onmyōji no solo es una excelente serie de acción, sino que tiene una historia desarrollada de una forma muy singular, y realmente entretiene.  Una serie de gran calidad que hombres, y sobre todo mujeres, no deben perderse.
A mi, sinceramente, lo que me encantó es que esta serie es una herejía del Nekketsu.

Para los jovencitos les tengo cuatro nombres:  Black Clover, Tokyo Ghoul, Naruto y Bleach; y para los veteranos les tengo dos nombres:  GTO y xxxHolic.  Ya, listo, con eso ya saben qué clase de estudio es Pierrot, el que produjo Sōsei no Onmyōji.  Las leyendas no se explican, se admiran!!!

Sosei 7Esta serie es un Neketsu corto (solo 50 episodios), pero todos y cada uno de los putos 50 episodios son emocionantes y van moviendo la historia hacia un final más que interesante; acá no hay relleno ni tiempo que perder.  Técnicamente es bastante llamativa y los personajes son bastante interesantes; pero todo gira alrededor de la historia, y sobre todo de la forma en que se cuenta esa historia.

El argumento es bastante interesante por sí mismo.  Resulta que en el japón moderno existe una sociedad de personas, llamadas los Onmyōji, que como su nombre lo indica son exorcistas, cuyo trabajo consiste en entrar a un mundo paralelo y destruir los monstruos llamados Kegare (producidos por los malos deseos humanos).  Al inicio de la serie se cumple la profecía antigua que habla de la llegada de dos exorcistas (que serán llamados las Estrellas Gemelas) que harán pareja y darán a luz al monje definitivo, un exorcista tan poderoso que acabará para siempre con el Magano (el mundo donde viven los Kegare).  Así, simplificando el asunto, la serie nos cuenta tres años de la vida de los dos exorcistas que serán esas Estrellas Gemelas, desde los catorce hasta los diecisiete años; y nos relata sus luchas para convertirse en las Estrellas Gemelas que la profecía anunció.  Obviamente el asunto se complica, porque de eso se tratan estas series, de la lucha contra la adversidad.

Sosei 2Hasta ahí todo bien, tenemos un buen estudio de animación y una historia interesante; pero lo interesante es que tanto Yoshiaki Sukeno (Autor del manga) como Pierrot se negaron a hacer otra historia del “Nekketsu de siempre”.  Ellos renunciaron a principios básicos y sagrados en la tradición de este género; lo que produjo un animé fuera de serie.

Y ahora hablaremos de estos asuntos “distintos”, que son los que le dan un sabor único a Sōsei no Onmyōji, los que la convierten en una serie de herejías, espoilers leves incluídos, lo siento.

  1. Como pudieron ver en el encabezado, el demográfico de este nekketsu no solo es Seinen, sino también Josei.  Esto se debe a que el género secundario de la serie es Romance; y esto es más poco común que ver un gato de cinco patas.  Me explico:  en los Nekketsu normales el sub género casi siempre es comedia, entre pelea y pelea hay chistes tontos y humor (a veces del bueno); y si hay algún asunto romántico, pues lo resuelven después de ganar la batalla final con un par de capítulos estúpidos de una boda o algo así (recuerden Naruto).  La razón de esto es muy simple, el Nekketsu se creó para muchachos varones jovencitos que no entienden de romance, ni les importa.  Pues bueno, Sōsei no Onmyōji no está hecho para chicos, sino para jovenes adultos (hombres y mujeres), y el romance no solo es el género secundario, sino realmente el hilo conductor de la historia.  La premisa verdadera de la serie es cómo dos muchachos se conocen, son obligados a convivir, como se hacen compañeros de casa, socios, amigos y al final amantes.  Para que vean la importancia del romance como hilo conductor; sin ello Sōsei no Onmyōji pasaría de ser una excelente serie de acción a una secuencia aburrida de peleas sin mucho sentido.  En fin este asunto es la herejía número uno que esta serie comente contra el género Nekketsu.
  2. Como resultado de lo anterior, tenemos la segunda herejía:  la Paridad de Género.  Por regla general el Nekketsu es masculino, y machista.  En este género el hombre es el protagonista, y si hay un personaje femenino importante siempre es como escudero del hombre y sensiblemente más débil que el chico (recuerden a Rukia y a Linalee).  Sōsei no Onmyōji va en contra de eso y desde el principio establece que los chicos son un personaje dual, ambos deben crecer como personas y como combatientes en forma conjunta, y a excepción de un par de capítulos allá en el último cuarto de la serie, los muchachos lo logran; y queda claro que él sin ella no es capaz de liberar su potencial mayor, lo mismo lo contrario.  Eso de que la chica realmente sea importante en la historia fascinó a los televidentes adultos, aunque la herejía dejó un poco pasmados a los adolescentes.
  3. Sosei 3SON FEOS.  Hay que decirlo de esa forma porque no hay otra.  El autor del manga estaba tan seguro que su historia era lo suficientemente buena, que intencionalmente diseño los personajes horripilantes, visualmente poco atractivos.  En serio, son bien feítos los dos.  Y Pierrot, cuando hizo el diseño de personajes para animé solo afinó un poco las facciones, pero los dejó igualmente feos.  Esto es la tercer herejía:  En el nekketsu los personajes deben ser agradables a la vista, las chicas deben ser guapas, sensuales si se puede; hay muchas figuritas que vender, muchos posters que vender, joder… ¡hay mucho negocio en la belleza de los personajes!!!  Y es tal el desprecio que los autores de esta serie tienen a este mágico principio, que la única personaje que es moe, es la clásica tonta tetona que es sujeto de ridículo durante todo el principio de la serie; el resto de personajes (por más estrambóticos que sean sus trajes) son adultos o de belleza promedio, por no decir más.
  4. Los personajes principales no llevan el peso de las batallas; ciertamente luchan, y al final no les toca más remedio que echarse la bronca al hombro, pero las batallas casi siempre corren por parte de otros Exorcistas, casi todos adultos.  Esta es una serie donde casi todos los personajes son adultos, y donde a los chicos constantemente les dicen: “Chicos, sean chicos, vivan la escuela, dejen que los adultos hagamos el trabajo de adultos”.  A los personajes no se les trata como adultos, ni te los venden como adultos.  Esto de venderte a los adolescentes como adultos es una mentira estúpida pero es el principio fundamental de todo Nekketsu.  En Sousei no Onmyouji los chicos no se comportan como adultos hasta que realmente no han madurado lo suficiente (es por ello que la serie tarda tres años en desarrollarse).  Para ponerlo de una forma fácil de entender, ¿Ustedes recuerdan un animé donde un personaje adulto se queje de que los personajes principales adolescentes pierdan su preciosa juventud en luchas de adultos? ,  ¿Se imaginan a Kakashi diciéndole a Naruto: “No Naruto, vos sos un pendejito de 16 años, déjale estas cosas a los adultos, vaya juegue de casita con Hinata”?.  Y esta es la razón por la que Sōsei no Onmyōji no es un shonen, sino un seinen; porque los pendejitos de 15 años se sentirán ofendidos.
  5. La historia te la venden como simple, pero realmente es una matrioshka (esas muñecas rusas de madera que caben una dentro de otra).  A diferencia del Nekketsu normal, donde el mangaka va escribiendo lo que le da la gana y solo tiene una idea vaga del final (lo cual es normal cuando tienes 10 años de hacer un manga); en Sōsei no Onmyōji la producción no inició hasta que el mangaka no tenía claro cuál sería el final del animé (aunque el manga en sí mismo continúa).  Lo que significó que la historia es una dentro de otra y dentro de otra, y así… por lo cual les recomiendo que se acuerden de todos y cada uno de los personajes, porque conforme se acerque el final, las cosas se ponen complejas, pero interesantísimas, y el final es realmente ingenioso.

Sosei 6

Así, ya saben porqué Sōsei no Onmyōji no fue tan popular entre los pololitos, pero que le llegó a un mercado que hoy en día está entre 25 y 30 años (los que crecieron con Naruto y Bleach).

En todo caso vamos a hablar brevemente del resto del animé.  empezando por los dos feos:

El feo se llama Rokuro, y es feo como una puñalada en un ojo.  Es un buen chico, antiguo Onmyōji con un pasado oscuro (en mas de una manera), que después de ser emparejado con la chica decide volver al trabajo de matar Kegare.  Ciertamente es el personaje más recurrente de la serie, pero la historia no gira en torno a él (la verdad es que la historia la mueven entre todos); al principio no es más que un pendejito cualquiera, que se comporta como un adolescente maleducado y estúpido (un adolescente normal, pues); pero es quien más crece y madura en la serie, hasta convertirse en un hombre de verdad.  Y no nos referimos a su capacidad de batalla; esto es un nekketsu, claro que las capacidades de batalla llegan más allá de lo imaginado, eso no importa; nos referimos a su crecimiento como socio, amigo y pareja de su mujer.

Sosei 8Y su mujer, no es más que la fea de Benio.  Una Ojou-sama flaca, fea, sin tetas, de pocas palabras y una gran capacidad de agredir verbalmente a cualquiera.  En suma, es una invivible insoportable hija de familia de abolengo, que se cree por encima del idiota de su compañero obligado.  Sin embargo, su sentido del deber le hace aceptar el papel obligado de socia de Rokuro, luego su personalidad le hace aceptarlo como amigo, y al final su corazón lo convierte en pareja.  Como sucede en la realidad, la mujer es la que dirige la relación y es Benio la que lleva la voz cantante en el hogar de los Sōsei no Onmyōji.  Sin ella Rokuro sería el típico prota de una serie de batalla.  En general Benio tiene una gran inteligencia emocional, pero la mata lo tsundere.

 

Sosei 9La tercera es Mayura, la linda tetona que quiere que el feo le haga cositas ricas.  Al principio no es más que un personaje tonto, como la burla de los autores al Nekketsu tradicional; pero conforme pasa la serie, el personaje pasa de ser decorativo, a ser instrumental en la relación de los muchachos, y se convierte en la amiga que ayuda a lubricar la relación de dos chicos que, aunque hayan madurado, siguen siendo vírgenes en cuanto a relaciones de cualquier tipo.

*********SPOILER ALERT********  Sae, la cosa más bella del mundo, es una anomalía en el sistema que mantiene los dos mundos separados, que encarna en una niña, y que se convierte durante varios capítulos en la “hija” de los Sōsei no Onmyōji.  Ella es la que los convierte en adultos y al obligarlos a comportarse como “padres” ata definitivamente el lazo entre ellos ***************  FIN DEL SPOILER ALERT *********

Sosei 10El resto, son una serie de adultos y jóvenes adultos que son los que llevan sobre sus hombros la guerra contra los Kegare, y los que participan en la mayor parte de las batallas.  Principalmente los llamados doce guardianes.

Bueno, técnicamente, la serie es interesante, más no excepcional.  Ciertamente el diseño de personajes es variado y llamativo, y el uso de imagenes retro en las batallas (principalmente en las de Benio) son cosas poco comunes, y bien terminadas.  Es más, diríamos que el dibujo es atrevido y edgy, pero tampoco se acerca a algo contracorriente (como por ejemplo Bakemonogatari).

Sosei 4La animación es adecuada; con sus errores de siempre (Pierrot NUNCA ha logrado animar bien el movimiento de carros doblando una esquina, simplemente no lo han logrado en 30 años y nunca lo lograrán); pero también hay animaciones llamativas, como lo es la escena de Benio corriendo (hacia el final de la serie).  En todo caso no es una mala animación.

La ambientación es excelente… en tres capítulos te han vendido el mundo de los Kegare y una pareja de chiquillos de 14 años viviendo solos juntos…  a eso se le venderte un universo en forma express.  En ningún momento el universo de la serie se ve resquebrajado, y cuando crees que quedaron cabos sueltos, se acerca el final y se empiezan a juntar las muñecas matrioshka una dentro de la otra.  Las locaciones son mayormente en un suburbio ficticio de Tokio, aunque gran parte de la serie se desarrolla en Kioto, donde las locaciones son muy bien logradas.

Sosei 5La musicalización es normal de Nekketsu, realmente nada memorable; tampoco los Op y Ed.  (4 y 4) son un clásico; pero sí se puede decir que son un conjunto de muy buenas canciones, principalmente Hide & Seek de Girlfriend, ReCall de Iris y sobre todo Eyes de Hitomi Kaji.  No me tomen a mal, son un lindo conjunto de Op y Ed, pero no llegan a ser una OST épica ni nada por el estilo.

Sumari:  Sousei no Onmyouji no es un Nekketsu para chiquillos, pero si ya puedes votar en tu país, te vas a encontrar una serie excelente que refrescará el cariño que le tenías al género hace años, cuando sí eras un adolescente.  Una imperdible para adultos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: