• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

  • Anuncios

Kangoku Gakuen (Prision School)

Prision 1Producida por: J.C.Staff (Shokugeki no Souma, Toradora!, Etc) —-  
Emitida en: 2015—-  
Demográfico: Shonen—-  
Género: Kigeki – Ecchi—-  
Calificación del Oji-san: 6.48 —☆☆☆ 3 de 5-  
Capítulos y Ovas: 12 Episodios y 1 OVA—
En el 2015 fue la locura, todos los chicos hablaban de Prision School, como si fuera la mejor serie de la historia.  Pero no es así, esta serie no es la gran cosa; pero si se le reconoce que es única.  Con un demográfico muy, muy definido, Kangoku Gakuen solo te va a gustar si eres un adolescente cuyas hormonas se te sale por las orejas.
Porque más que una comedia ecchi, esta serie es una comedia sucia, no tiene otro nombre; que no es ecchi, es lasciva.  Todas las perversiones que alborotan la mente de un chico de 14 años están presentes en esta serie; con una historia singular y un dibujo hiperbólico.
Si eres un shonen no te la pierdas; si no, puedes intentarlo bajo tu cuenta y riesgo.

La reseña será breve, muy breve.

Prision 5Dije que la historia es singular, no que era buena.  Y ya que acabo de reseñar el trabajo de Michiko Yokote como escritora del guión de Masamune-kun no revenge, aprovecharé el empujón y haré lo mismo con Prision School; y que conste que los demás trabajos de la señorita Yokote los considero bastante buenos.

En fin, reseña será breve.

Esta serie se debate entre tres cosas:

  • Su singularidad:  en muchas cosas es un animé muy poco común.  No es común un animé que apele a la lascivia y al sadomasoquismo de la forma en que esta serie lo hace.  Visualmente la serie tiene más cercanía a Bible Black que a una comedia escolar, y está mucho más cerca de un hentai que de un ecchi.  Sin embargo su estilo de dibujo, por sí mismo, es muy poco usado, y más parece fanart que dibujo de animación.  Lo mismo sucede con su humor, que no es negro, sino de mal gusto, grotesco y pasado de tono, cosas que solo a un chico adolescente le harían gracia.
  • Su calidad: El dibujo, de un estilo bastante lúgubre, más propio de un drama tipo Rainbow, fue muy bien mezclado con la comedia grotesca.  El diseño decadente de los personajes, muy bien logrado, y perfecto para el tipo de serie que nos trae.
  • Su mediocridad: La historia es poco creíble, el guión se torna aburrido, y la ambientación es torpe.  Y por más de que el estilo de dibujo sea llamativo, que los personajes masculinos sean decadentes y los femeninos lascivos; el dibujo final en sí mismo no fue bueno;  y su animación tampoco.

Prision 6Queda claro una cosa, que J.C. Staff recibió el encargo de hacer una serie específicamente para adolescentes.  Y eso lograron.  Sin duda alguna lo lograron; uno no discute con el éxito, y Prision School fue un éxito aplastante… en su demográfico: shonen.

Si vos, como televidente estás en otro demográfico tus reacciones a la serie serán de otro tipo; por ejemplo, si eres seinen (varón mayor de 20 años) la sentirás irremediablemente estúpida, si eres Shoujo (jovencita menor de 20 años), puede que te parezca graciosa al principio, pero no pasarás del episodio 6; si eres Josei (mujer de más de 20 años) te parecerá simplemente ofensiva; y si eres Otona (hombre o mujer mayor de 35 años) la serie te parecerá levemente graciosa, pero mortalmente aburrida.

Es simple, las cosas que hacen llamativa a esta serie no son llamativas para cualquier demográfico diferente de shonen.

Prision 8La historia es poco creíble, y la ambientación simplemente se la pasaron por el trasero; a la guionista no le importó que una escuela de chicas tenga una prisión en su patio central (con todo y lo absurdo del asunto), ni mucho menos le importó hacer un guión lleno de sado masoquismo y perversion tan fuera de lugar como lo es la existencia de un Consejo Estudiantil Secreto que es más público que los sanitarios del primer piso.  La absurdidad de la historia pudo haberse subsanado, aunque sea un poquito, con una ambientación decente.  Pero a un adolescente no le interesa eso, solo le interesan las tetas de la vicepresidenta, o el trasero de la hermanita de la presidenta.

Nada importó, porque el demográfico no necesita nada de eso.  Me disculpan los chicos, pero el demográfico shonen es el más simple de complacer, con que les des pantsu y oppai son felices; ahora si les das fanservice lascivo, una historia llena de humor grotesco y dibujo casi hentai, pues estarán delirantes.

Sumari:  En su demográfico Prision School es una imperdible.  Pero si no eres shonen, ni siquiera pierdas el tiempo.Prision 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: