• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de diversas series.  No es un blog de novedades, así que no esperen encontrar la reseña de series en emisión o series recién concluidas.  Este blog está hecho especialmente para gente que busca algo que mirar y no encuentra una guía.  Por eso te encontrarás reseñas de series de más de diez años de antigüedad y series que terminaron hace poco.
    Para cada serie reseñada se analizan los distintos componentes, se le da una valoración y luego una recomendación.  Espero que les sea útil…

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto miles de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la Cultura Visual Moderna Japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.   No es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    No es guapo, apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

  • Anuncios

Kuzu no Honkai (El deseo de las escorias)

Kuzu no Honkai 1Producida por: Lerche (Ansatsu Kyoshitsu, Kino no Tabi -2017-, Etc) —-    
Emitida en: 2017—-  
Demográfico: Josei – Otona—-  
Género:  Romance—-  
Calificación del Oji-san: 6.93 —☆☆☆ 3 de 5-  
Capítulos y Ovas: 12 Episodios —
El amor y el romance tiene lados bonitos, y lados difíciles, y hay muchas series románticas que nos muestran ese lado.  Pero muy pocas nos muestran el lado oscuro del amor.
Kuzu no Honkai nos trae una historia de siete personajes que no saben diferenciar entre el amor, el deseo, el sexo, el cariño, la lascivia y la simple estupidez.  Una historia de falta de amor por otros y amor propio, y al final, solo es una historia donde el miedo le ha ganado al amor.  O sea, este es un romance… sin amor.
Un drama excelente, con excelentes personajes y narrada de una forma penetrante e incisiva.
No importa tu edad o tu género, Kuzu no Honkai es una exhibición de lo que nunca debes hacer en tu vida personal.  Y debes verla.  Olvídate de la puntuación, olvídate de las 3 estrellas, olvídate de esta reseña si quieres, pero Kuzu no Honkai es una serie que todos deben ver.

Trataremos de ser breves, esta es una reseña distinta… y vamos al grano.

Una de las razones por las que esta reseña es tan vehemente, es porque a mi edad (muchos años), y con mi experiencia, he tenido la oportunidad de ver en la vida real a muchas Akanes, Hanabis, Mugis, Norikos y demás fauna de Kuzu no Honkai; y les puedo decir que esta serie tiene cero de fantasía.  Lo que nos muestran los personajes sucede todos los días en la vida de personas que vos y yo conocemos, y cuidado si no somos nosotros personajes de la vida real en dramas como Kuzu no Honkai.

Kuzu no Honkai 20En primer lugar me quito el sobrero, la pendeja de Mengo Yokoyari (creadora de la historia) sabe lo que es rizar el rizo en un drama de amor.

Empecemos por el principio:  El ser humano es un ser gregario, o sea que vive en sociedad.  Mucho de lo que somos lo aprendemos de quienes nos han rodeado durante toda nuestra vida, aprendemos de nuestros padres, de nuestros hermanos y de todos los que nos rodean.  Ahora, si estamos rodeados de las personas correctas, aprenderemos los patrones de comportamiento correctos, y desarrollaremos amor propio, que es el pilar fundamental de la felicidad.  Si, por el otro lado nos aislamos o nos aíslan, pues es poco probable que lleguemos a saber lo que es el amor verdadero:  ese amor que aprendemos con la familia y con la sociedad, el amor que empieza por amarse a uno mismo, y se extiende en amor al prójimo, en compasión, en misericordia, y otras tantas manifestaciones del amor humano.  Obviamente también en el amor romántico y de pareja.

Kuzu no Honkai 8Kuzu no Honkai fue mal recibida por mucha gente en el Japón, porque después de verla no se necesita tomarse tres sopas de pescado para saber que todos los personajes de esta serie son el resultado de la época de abandono del hogar que empezó a finales del siglo pasado y que era común hasta hace poco.  Chicos y chicas criados solos, muchas veces hasta sin hermanos, literalmente abandonados en sus casas por padres que trabajan 16 horas diarias, y que nunca tuvieron el tiempo ni las ganas de enseñarles a sus hijos el ABC de ser una buena persona, confiando en que los colegios hicieran el trabajo.

Ciertamente los personajes de Kuzu no Honkai no son una muestra representativa de la juventud japonesa, pero si son una muestra demasiado visible de lo mal que se educaron las generaciones que nacieron entre 1990 y el 2010.  Y en esas edades están todos los personajes de esta serie.

Seamos sinceros… Todos están rotos, son incapaces de amar, no por falta de corazón, sino porque no saben qué es y cómo se expresa el amor… todos se sienten sucios, y sobre todo… todos son miserables. Acá no hay alegría, solo la miseria del amor y el sexo…  el peor lado de ambos.  Porque acá no cogen por amor, ni siquiera cogen por placer, cogen por desidia, por posesión, porque es lo único que saben hacer para llenar sus vacías almas.

Kuzu no Honkai 11Si estás esperando una serie con muchas escenas de sexo que emocionen tus sentidos (sexuales), llegaste al lugar equivocado;  en esta historia hay muchas escenas de sexo, muchas, en serio muchas (se la pasan cogiendo, vale…); pero ni siquiera una sola de esas escenas es ni visual, ni emocional, ni mucho menos sexualmente agradable.  Esta historia nos embarra en la cara el lado patético del sexo y del amor; cuando ni siquiera sabes por qué estás acostado con la otra persona, cuando no sabes qué es lo que sientes por esa persona, y cuando ni siquiera sabes si la persona con la que estás teniendo sexo te agrada o te disgusta.  Donde la gente se acuesta por miedo a la soledad, ni siquiera cogen por lujuria… mucho menos por amor.

En esta serie el sexo es malo, porque no puedes tener un buen sexo si ni siquiera te emociona tener sexo.  El buen sexo, un buen acto sexual, o sea un buen polvo, surge cuando en la cama hay química entre los participantes, y esa química normalmente viene de uno de tres elementos:  O hay amor real entre los participantes, o hay un deseo lujurioso desenfrenado, o hay un cariño real entre quienes tienen sexo.  En Kuzu no Honkai ninguna de las parejas que van a la cama tienen la química emocional; ninguno de ellos sabe lo que es el cariño, ni mucho menos saben lo que es el amor, y ciertamente, ninguno sabe lo que es el deseo lujurioso.  Para todos estos personajes el sexo es solo una forma de combatir el miedo a la soledad, y el miedo que se tienen a sí mismos.

Kuzu no Honkai 16

Kuzu no Honkai: Descripción Gráfica

Al final, Kuzu no Honkai nos lleva a la historia de siete personas entrelazadas por esos sentimientos dominados por el miedo.  Nos lleva en una espiral descendente donde la vida de todos está llegando a niveles de decadencia espiritual absolutos; tanto que por momentos, mientras miraba los episodios, me decía a mi mismo:  “Cualquiera de estos idiotas es el candidato perfecto para una escena de suicidio, o para que esto termine al estilo School Days“.   Al principio algunos de los personajes nos parecen normales, personas más o menos bien ajustadas, pero cuando miras a Noriko y a Kanai caer en la locura colectiva te das cuenta de que realmente las personas tóxicas pueden arrastrar a otros al vacío.

Pero no nos cortemos las venas, ciertamente en el sétimo episodio llegamos a lo más bajo y sórdido de la historia, pero a partir del octavo episodio alguien (Noriko) rompe su propia espiral de decadencia, y abre la puerta para que la historia nos muestre el doloroso camino del aprendizaje por el dolor.  Esta serie no tiene un final feliz, solo tiene un final de esperanza, un final que nos muestra que todos podemos, con paciencia y estoicismo, vencer a nuestros propios monstruos.

Kuzu no Honkai 10Antes de entrar en los personajes, quiero dejarles una valoración personal:

Hace unos días, cuando reseñaba Plastic Memories, una historia de un amor tan valiente, con personajes tan fuertes; me acordé de Kuzu no Honkai.  Y me di cuenta de que Hanabi, Akane, Mugi y Moka, lo que son son unos cobardes, que no tienen los cojones de aceptar el dolor del amor verdadero. Que ante la situación de sufrir un rechazo buscan caminos sinuosos para mentirse a si mismos… ellos no buscan la felicidad, buscan evitar el dolor, que son cosas distintas y que tienen resultados distintos.  El que busca la felicidad en el amor, aun cuando no sea correspondido tiene la recompensa en su amor propio; el que huye del sufrimiento solo llena de trampas su camino y dosifica el sufrimiento, pero sufre cada día más.  El miedo los consume, y el miedo es el enemigo del amor.

Ahora si, vamos a hablar de los personajes, pero los acomodaremos en un orden que nos permita explicar la historia.

A partir de acá el espoiler extremo se hace presente, puedes dejar la reseña acá y no leer más, si lo deseas.

Kuzu no Honkai 14La primera es Akane, de alguna forma la historia no existiría si esta mujer, y de alguna forma la historia gira alrededor de lo que esta mujer hace y es.  Sin por ello ser realmente la protagonista de la historia.  Akane es profesora de música, de unos 25 años, guapa y con una imagen de perfecta mujer, amable, simpática, recatada y tímida; el sueño de todo hombre japonés.  Akane Minagawa también es de esas chavalas que no pueden ver el hombre de otra mujer, porque lo quieren para sí.  Las llaman zorras.  Ella es infiel como medida precautoria, antes de que le sean infiel a ella.  Ella se coge a los novios de otras, antes de que otra se coja al novio de ella.  Los chicos están jodidos, pero esta mujer está despichada de la cabeza.  “No puedo imaginar amar a alguien que no sea mi misma” se dice a sí misma, y tiene razón;  Akane nunca entendió que en la vida se gana y se pierde, y ante el miedo de perder ella prefiere hacer trampa y creer que ganó; aunque sabe que está perdiendo.  Cuando se preguntó “¿Por qué hago esto?” su única respuesta fue: “Porque es lo único que sé hacer”.  Su único placer en la vida es ver el odio en los ojos de las mujeres despechadas, y el desprecio en los hombres engañados.  No es una mala persona, simplemente actúa de la única forma que sabe actuar para tener a sus fantasmas en silencio.

Kuzu no Honkai 15El siguiente es Mugi, estudiante de segundo año de prepa.  Enamorado de Akane desde que ella era su tutora personal.  Mugi es guapo y de alguna forma muy atractivo, nunca le han faltado chicas, pero está obsesionado con Akane; con el tiempo fue entendiendo que Akane era una zorra, pero eso no disminuyó su obsesión, más bien la exacerbó.  Mugi está convencido de que él sacará a Akane de esa vida, que su amor la salvará.

Mugi cae en su propia trampa: “Sé que eres una puta, pero te voy a cambiar” el típico síndrome del caballero en su brillante armadura que insiste en hacer decente a la chica que es zorra por placer.  ¿Por qué es que los hombres siempre se sienten tentados a quitarle lo puta a las putas?… no sé, debe ser el sentido de reto. Un polvo lo consigues en cualquier lado, ¿por qué perseguirlo precisamente con la que más problemas te va a dar?, no sé…  solo sé que ese camino nunca lleva a ningún lado.  Akane, como cualquier otra zorra que se precie, no quiere amor, y se siente ofendida cuando alguien le sale con la pendejada de que “Mi amor te va a cambiar”.  Noooo, una zorra es zorra por placer, por el placer de ser zorra, no por el placer del sexo; y lo último que quiere es amor.

En el momento en que Mugi pacta con Hanabi una relación ficticia de amor sustituto, en ese momento dio el paso al abismo, del que probablemente nunca se recupere.  Mugi está obsesionado con Akane, y aún al final, su alma queda en la oscuridad, porque Mugi estaba enamorado de la Akane zorra, y solo esa le satisface.

Kuzu no Honkai 4Hanabi es la protagonista principal, está obsesionada con su nuevo profesor, que ha sido su vecino toda la vida, y que ha sido el hombre más cercano a ella y a su madre desde que Hanabi tiene memoria.  Hanabi es de esas personas cuyo miedo principal es recibir cariño de la gente, su autoestima es tan baja que no se considera merecedora del cariño de nadie; y solo ha aceptado el sincero cariño de Kanai (el profe, su vecino / onii-chan), por eso lo ama obsesivamente.  Lo que era un amor obsesivo, se convierte en una pesadilla cuando entra en relación con Mugi, y su pacto de amor falso; para luego convertirse en una historia de horror, cuando Akane se da cuenta que ella ama a Kanai, y decide quitárselo, solo por el placer de arruinar aún más a Hanabi.

Akane tiene la teoría de que Hanabi es igual de puta que ella, por la misma razón.  Y no anda tan perdida, mirar a Hanabi es ver a una chica que está al borde de echar a perder su vida…  para Akane Hanabi es mirarse a sí misma en el espejo de sus años juveniles.  Pero Akane se equivoca, pero tiene razón a la vez.  Hanabi cree lo mismo… que ella va a acabar su vida como Akane, pero la verdad es que son distintas, ambas son capaces de dañar y de herir de una forma similar, no igual, pero no se dan cuenta de que eso no las hace especiales, cualquiera puede hacer eso.  Aprovecharse de los sentimientos de alguien… eso lo hace cualquiera.   Hanabi puede ser aún más devastadora que Akane; al menos Akane le puede decir a un hombre engañado: “Lo hice porque quería, porque puedo hacerlo, porque quería destruir tu matrimonio”, pero Hanabi le diría a un hombre “Lo siento, realmente lo siento, pero no siento nada por vos”…  al menos la respuesta de Akane te haría sentirte deseado, la de Hanabi significa que ni siquiera para juguete sexual sirves.

Kuzu no Honkai 2Sin darse cuenta Hanabi arrastra a este enredo a Macchan, su mejor amiga… bueno realmente solo es su única amiga.  Y es Macchan y su patético amor por Hanabi la que detona la decadencia del enredo.  Pero también la que marca el “tocar fondo” para ambas.

Porque Macchan ama a Hanabi.  Macchan es lesbiana, por los cuatro costados, nunca se sintió atraída por los hombres, y eso le llamaba la atención; y cuando Hanabi la trató bien, se enamoró de ella y se dio cuenta que era su primer amor.  Pero Macchan es patética.  Es patética porque sabe que su amor no es correspondido, y aunque Hanabi se deje llevar a la cama, y acepte darle su cuerpo, nunca le dará su corazón.  Macchan se odia por “obligar” a su amiga a una relación lésbica; poco entiende que Hanabi lo hace voluntariamente, que su relación con Macchan es solo un escape a la pesadilla de su obsesión con Kanai y su relación falsa con Mugi.

Kuzu no Honkai 9Pero Macchan reacciona, y se lleva a Hanabi a un viaje al campo.  Ella desea disfrutar una última vez y abandonar a Hanabi para siempre.  Hanabi entiende eso y se da cuenta que necesita a Macchan, la amiga, no la amante, y por primera vez tiene sexo con Macchan realmente deseando a su amiga, realmente con cariño por su amiga, y eso cambia las cosas para ambas.  El cariño es tan fuerte como el amor (siempre recuerden eso), y en muchos casos es mejor que el amor.  Sobre la base de ese cariño, y del recuerdo de una noche en la que por primera vez ambas fueron felices, Macchan y Hanabi empiezan a reconstruir sus vidas, y a salir del laberinto, no como pareja, sino como amigas, verdaderas amigas.

Kirishima es el siguiente, es el primo de Macchan, y la ama, pero es un tipo sin el más mínimo vestigio de amor propio, sabe que su prima es lesbiana y que está enamorada de Hanabi; pero también sabe que él es el único hombre al que su prima no desprecia, y eso le da la esperanza fútil de ser pareja de su prima algún día.  A como Mugi desea quitarle lo zorra a Akane con “su amor”, Kirishima desea quitarle lo lesbiana a Macchan “con su amor”… sin embargo, entre esas interminables conversaciones de primos Kirishima ayuda, sin saber, a Macchan a encontrar las respuestas de su vida.

Kuzu no Honkai 12Noriko es el sexto participante del despiche.  Es una chiquilla con ínfulas de princesa y comportamiento de loli, más o menos de la misma edad que Mugi y Hanabi, pero claramente más inocente.  Está perdidamente enamorada de Mugi desde la infancia, y cuando se da cuenta que Mugi y Hanabi están en una relación, decide luchar por su amor.  Al descubrir que la relación de ellos es falsa, intenta ganarse a Mugi definitivamente y voluntariamente, pero sin saber lo que hace, decide entregarle su virginidad a Mugi.  El cual más por desidia que por respeto o cariño, decide no cogerse a la chiquilla, decide no convertirla en otra escoria más de este juego de locos en el que estaban metidos él y Hanabi.  No me tomen a mal, no me refiero a que hacerle el amor a Noriko hubiera estado mal, ni me interesa la virginidad de nadie… cuando digo “no convertirla en otra escoria” es porque Mugi sabe que la chica es una buena persona, no una escoria como son ellos.

Kuzu no Honkai 19En fin, a Noriko le bastó esa experiencia para ver el lado oscuro del amor, y decidió respetuosamente alejarse del asunto y seguir con su vida.  Principalmente se dio cuenta que Mugi, Hanabi y Akane no hacen nada por sus vidas, que solo están ahí vegetando, dañando a los demás.  Y cuando enfrenta a Hanabi y le dice:  “Yo hago mis cosas por mi misma, tu nunca has hecho nada por vos misma”, le da una vuelta a la historia de la vida de Hanabi.

El último es Kanai.  El vecino casi hermano de Hanabi, profesor de literatura, y últimamente el enamorado de Akane.  Una persona amable, y clara en su vida, pero falto de amor.  Kanai desde que está en el colegio desea casarse, su obsesión no es con una mujer, sino con el amor y el matrimonio.  Cuando entiende que Akane es una zorra, decide fluir con los eventos y en vez de luchar contra ella, acompañarla en su camino.  Kanai no desea quitarle lo zorra a Akane, simplemente le dice:  “No tienes por que dejarlo, es lo que eres”, y la acepta como es.

Kuzu no Honkai 5Kanai es un literato, y usa las palabras como armas, mientras que  Akane es una zorra y usa el sexo como arma.  Ella ataca y él contraataca, pero cuando él ataca, ella no tiene defensas.  Sin darse cuenta, ella encuentra una relación interesante, un hombre que no quiere nada de ella (refiriéndose a que todos lo que quieren es sexo), simplemente es un hombre que con palabras la ayuda a explorarse a sí misma.  Kanai tiene paciencia y entendió como desarmarla:  “No tienes que dejar de ser una zorra, es lo que eres y ya está”.  Ella se alimenta del odio de los hombres abandonados y de las chicas despechadas, Kanai solo tiene para Akane lo mismo que tenía para Hanabi:  Cariño, no amor… cariño.  Y así resuelve el nudo gordiano de todos, no tratando de desatarlo, sino cortándolo de cuajo.  Cuando Akane acepta casarse con él, le advierte: “Te voy a ser infiel todo el tiempo”, y él le dice: “eres lo que eres”, y en ese mismo instante Akane dejó de ser una zorra, porque encontró algo más divertido que hacer con su vida.

Con eso basta… ya me extendí mucho.

 

Técnicamente la serie tiene cosas buenas, y cosas bastante malas.  Me da la impresión de que en Lerche se embriagaron con el éxito de Ansatsu Kyoshitsu, y trataron de jalarle el rabo a la ternera buscando un lenguaje visual nuevo.  Hasta cierto punto lo lograron, pero a veces simplemente les salió patético.   En fin, es un buen estudio joven y sabrán aprender de sus errores, tengo mucha fe en que sus próximos trabajos serán mejores.

Sumari:  Kuzu no Honkai es una serie pesada, no es la serie que se puede ver de una sentada.  Es una serie Josei / Otona, o sea está diseñada para adultos.  Pero te recomiendo verla no importa la edad, aunque te cueste asimilarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: