• Busca tu animé por categoría

  • Acerca del blog

    Como su nombre lo dice… Oji-san no Seishin es un blog que expresa la opinión de un Otaku, acerca de los animés más vistos. Casi todos los postings son simplemente un “review” de distintas series.  Está hecho para quienes buscan algo diferente que ver; no esperes ver acá reseñas de series en emisión, o de la serie de mayor pegue en este momento.  No es un sitio de novedades, es un blog hecho para hablar de animé en general y para enseñar acerca de la cultura y la industria del animé.

  • El Bloguero

    El autor es solamente un tipo que anda por los cuarenta y piquillo (de ahí lo de Oji-san); a quien la vida lo ha bendecido con miles de sufrimientos y muchas alegrías. Nacido en Pérez Zeledón, actualmente reside en San Antonio de Escazú. Soltero empedernido, cultivador de árboles bonsai, Otaku incurable y amante de sus nekos.
    Empezó en el mundo del animé mirando Macross (el Original), Kimba (en blanco y negro), Meteoro (tambien en blanco y negro), Astroboy (en BN y en color), allá por los años 70´s. No ha visto cientos de animes, como muchos de ustedes, pero ha visto de todo; es investigador y estudioso de la cultura Otaku en general. Fascinado por la cultura popular japonesa, pasa sus noches viendo animé (cuando no tiene alguna actividad social por ahí…), escribiendo este blog, investigando, o simplemente haciendo ñoñadas.  no es extraño encontrarlo cantando openings a plena voz en las carreteras de este país, o en un supermercado.
    De joven era un chico brillante y orgulloso; ahora solo es un viejo necio y bromista que está en la flor de la vida (parece ser un caso de florecimiento tardío).
    Alguna vez estuvo en una Universidad (digo… en el Instituto Tecnológico de Costa Rica), ha vivido en muchos pueblos de este país.
    En los últimos tiempos se ha ido especializando cada vez más en el campo de la Huella de Carbono y la Ecología Industrial; y hay algunas personas (no muchas) que llegan a pensar, incluso, que este mae sabe algo de esa vara. No es millonario… todavía… jeje.

    No es guapo (y eso si que nunca lo será), apenas relativamente simpático y ciertamente jodedor incurable. Sin embargo parece ser que es una buena persona, porque duerme como angelito; y por eso no se le notan los cuarentaypico de años.
    Es muy serio en horas de trabajo, pero por lo demás se la pasa sonriendo, porque es un optimista incurable. De tal forma que, con todo y todo este boludo parece ser un tipo feliz.

Ao no Exorcist (El Exorcista Azul)

Ao no Exorcist 1Animada por: A-1 Pictures (SAEKANO, Demi-chan wa kataritai, Eromanga Sensei, Etc)  —- 
Emitida en: 2011-2017 —-  
Demográfico: Shonen – Seinen—-  
Género: Nekketsu – Kigeki—-  
Calificación del Oji-san: 7.00 —☆☆☆☆ 4 de 5-  
Capítulos y Ovas: 37 Caps, 3 OVA”s y 1 Peli—
Me acuerdo de todo el barullo que Ao no Exorcist causó allá por el 2011, la locura de otakus y cosplayers alrededor del mundo, en ese momento creí que era un poco demasiado el asunto; sin embargo, ya que se ha asentado el polvo de la segunda temporada, y principalmente debido a “Kyoto Fujōō-hen” (la 2° temporada) puedo decir que ciertamente  Ao no Exorcist es una serie que merece ser recordad, por su calidad visual y por su historia.  La serie se merece sus cuatro estrellitas, no hay nada que discutir.  Y si, como muchos, no la viste en su momento porque te pareció que era una serie sobrevalorada, ya va siendo hora de que le des la oportunidad, no te arrepentirás.

Sigue leyendo

Amaenaideyo!! (No seas maleducado!!)

Amaenaideyo 1Producida por: Studio DEEN (Higurashi no Naku Koro ni, Hetalia Axxis Powers, Samurai X)  —-  
Emitida en: 2005 – 2006  —-  
Demográfico: Diverso  —-  
Género:  Roma-kom / Kigeki —-  
Calificación del Oji-san: 6.42  — ☆☆☆ de 5 —  
Capítulos y Ovas: 24 caps y 2 especiales —-  
Ya lo hemos dicho en comentarios anteriores, el género del ecchi-harem es como un supermercado de pueblo: Tiene de todo, pero mal acomodado.  Hay desde las series de fanservice sin sentido, hasta las que realmente valen la pena.  Pues bien, Amaenaideyo!! es una de esas series que harán que te rías montones.  No es la octava maravilla, es cierto…  pero es una muy buena comedia.

Sigue leyendo